El temporal deja varios incidentes en tierra pero ninguno en la mar

Las espectaculares olas de nueve metros fueron un espectáculo para los que se acercaron al Paseo | javier alborés
|

La alerta roja que ayer sacudió la costa de la ciudad, dejó también granizadas, sobre todo una a primera hora de la mañana que causó algunos problemas de circulación en hora punta, entre las ocho y las nueve. Ya por la tarde, a las seis y media, fue necesario cortar la acera del Paseo Marítimo entre la Coraza y el Playa Club durante la pleamar pero las olas de nueve metros que generó la borrasca “Dora” no llegaron finalmente a invadir la calzada. 

El primer accidente registrado fue a las 07.25 horas: una colisión en Cuatro Caminos entre dos turismos en la que resultó herido un hombre de 43 años. Uno de los vehículos se saltó el ceda el paso y acabó montado sobre la medianera de cemento, lo que provocó retenciones transitorias. 

Los bomberos aseguraron una placa del pabellón de Las Calasancias. En el caso del colegio Montegrande, el granizo cuajó formando una placa de hielo que impidió la circulación y que provocó que las clases se retrasasen. Los bomberos tuvieron que romper el hielo con su camión, igual que hicieron en el cementerio de Feáns. Acudieron a la rotonda de Casablanca, donde se había producido una pequeña inundación que tuvieron que achicar. La constante lluvia provocó también filtraciones en el Centro de Información de la Mujer.   

Farola en María Pita 
Por otro lado, se produjo un incidente no relacionado con la meteorología cuando un camión arrancó una de las farolas de María Pita, al enganchar y tirar de uno de los cables del alumbrado navideño.

En abril del año pasado ocurrió un accidente idéntico, en el que resultó herido un turista. El Ayuntamiento anunció que sustituirá la farola inmediatamente.

El temporal deja varios incidentes en tierra pero ninguno en la mar