La pesadilla continúa

Alba Merino, centrocampista del Deportivo que ayer se enfrentaba a su exequipo, conduce el balón ante la presión de Lordemann y el desmarque de Patri López | patricia g. fraga
|

31 de octubre, ‘Halloween’. Parecía un buen día para espantar los fantasmas, pero el Deportivo Abanca continúa sin despertar de la pesadilla. Ayer encadenó su cuarta derrota consecutiva, la primera vez que esto sucede desde su fundación, y sigue sin puntuar.

El Santa Teresa hizo lo que mejor sabe, robar y salir a la contra, y se puso por delante con goles de Patri Mascaró y Belén Martínez. El Depor, en cambio, se notó espeso y atascado en su idea de juego y una vez más tuvo que remar a contracorriente. Los cambios reactivaron al equipo tras el descanso, el gol de Helena Torres dio esperanza y el empate parecía cerca. Pero el Depor se volvió de nuevo de vacío. Ni un solo caramelo en la bolsa tras el ‘truco o trato’.

Manu Sánchez realizó tres cambios respecto a la alineación presentada frente al Espanyol. Noe Bermúdez alternó con Sullastres en portería y Arbeláez y Peke se cayeron del once por lesión y enfermedad, respectivamente. Por ellas entraron Iris y Helena, que debutó con la camiseta blanquiazul.

No obstante, la principal novedad fue el regreso al 1-4-4-2 en rombo, tras el 1-4-3-3 alineado en Barcelona, con Gaby como interior izquierda y Kika en la mediapunta. No funcionó.

ESTRENO
Helena Torres recortó distancias marcando su p rimer gol con el Deportivo

Los primeros minutos fueron un calvario para la defensa coruñesa. El Santa Teresa presionó arriba, el Depor eligió arriesgar en la salida de balón y cada pérdida provocó un contragolpe peligroso. Ainoa asustó primero con un cabezazo alto, pero el terror real lo protagonizaron Mireya, Mascaró y Belén con rápidos desmarques a la espalda de la zaga local. La asistente salvó al Depor señalando fuera de juego en un mano a mano de Mireya ante Noe Bermúdez, pero Mascaró no falló pocos minutos después. La extremo aprovechó un pase filtrado de Belén y definió con el interior del pie derecho lejos del alcance de la portera costarricense.

El gol frenó las embestidas de las visitantes y el Deportivo pudo pisar campo contrario en alguna ocasión. Patri López dio profundidad por banda derecha y Kika empezó a entrar en juego, pero cada pérdida seguía siendo un suplicio.

Y así llegó el 0-2. Gaby, especialmente desacertada ayer, se durmió tras un control en campo propio. Las atacantes del Santa Teresa encendieron la moto y el desenlace no tuvo mucho misterio. Nuevo pase filtrado y nuevo mano a mano, esta vez de Belén, que regateó a Noe para hacer el 0-2.

Reacción blanquiazul

La segunda mitad ya fue otra historia. Manu Sánchez dio entrada a Lía y Lady Andrade por Gaby y Kika y el Depor se quitó el disfraz de zombi. La defensa recuperaba, Iris iniciaba, Alba mandaba, Lía conducía y Lady dejaba detalles de calidad. El Santa Teresa ya no daba tanto miedo, aunque pudo sentenciar por media de Mascaró en otra contra mal finalizada.

No fue así y el Depor recortó distancias. Un par de pisaditas de Lady Andrade, su marca registrada, y asistencia a Helena Torres. La delantera remató con la zurda en semifallo pero el balón entró igualmente.

Tras el estreno goleador de la atacante murciana llegaron los mejores minutos del Depor. Alba Merino rondó el empate un potente derechazo y Lía, poco después, culminó con un disparo centrado una contra conducida por Iris. Aguirre salvó al Santa Teresa en las dos acciones pero el 2-2 parecía cuestión de tiempo.

Lía y Lady Andrade ya habían dado otro aire al equipo blanquiazul con apariciones permanentes en tres cuartos y el balón ya no le quemaba a las jugadoras de Manu Sánchez, que se hartaba de pedir velocidad en la circulación.

El debut de Eva Dios, joven atacante del filial, se mezcló con la polémica en el tramo final de partido. El Santa Teresa se quejó por un gol anulado por un fuera de juego dudoso, mientras que el Depor pidió dos penaltis. Uno por mano, el más claro, después de un zurdazo de Lady Andrade y otro por un derribo a Athenea.

Sin embargo, el 2-2 no llegó y se confirmó un nuevo mazazo para el Depor, que en ‘Halloween’ no pudo romper el hechizo de este inicio liguero.

La pesadilla continúa