Los detectives británicos del caso Madeleine viajan a Portugal para investigar una pista relevante

FMA0011 LONDRES (REINO UNIDO) 07/10/2013.- Fotografía de archivo tomada el 2 de mayo de 2012 que muestra a Kate (izda) y Gerry McCann (dcha) sosteniendo una fotografía procesada por la policía que muestra el rostro de la que podr&iacu

Los detectives británicos que investigan la desaparición de la niña británica Madeleine McCann en Portugal viajaron a ese país para abordar con sus colegas portugueses nuevas pistas del caso, revelaron ayer los medios de comunicación en Londres.
Madeleine no había cumplido aún los cuatro años cuando desapareció de la habitación en la que dormía en un complejo turístico del Algarve, sur de Portugal, el 3 de mayo de 2007.
De acuerdo con la prensa británica, detectives de Scotland Yard viajaron al Algarve tras pedir a la Policía portuguesa que les ayudase a localizar a tres ladrones vistos cerca del lugar de donde desapareció Madeleine.
Al parecer, el equipo británico –encabezado por el inspector jefe Andy Redwood, de Scotland Yard– quiere pedir a los agentes portugueses ayuda para interrogar a tres posibles sospechosos.
Según  “The Guardian”, los registros de móviles indican que al parecer estos sospechosos se comunicaron varias veces entre ellos horas después de la desaparición de la pequeña.
El año pasado, el programa Crimewatch de la BBC, que ayuda a resolver delitos, dedicó una edición al caso Madeleine, y aportó fotografías electrónicas de un posible sospechoso, visto por el lugar la noche que desapareció la menor.
Las fuerzas del orden están convencidas de que la desaparición de Madeleine fue planificada y concentran su investigación en los movimientos de personas entre las 20.30 y las 22.00 horas, cuando la madre de la niña, Kate McCann, descubrió que su hija no estaba en la habitación donde la había dejado durmiendo antes de salir a comer a un restaurante cercano.
Las autoridades portuguesas abandonaron el caso en 2008, pero Scotland Yard lo empezó a revisar en 2011 y el año pasado reabrió la investigación en forma oficial.
La decisión de Scotland Yard de iniciar su propia pesquisa oficial, al margen de la policía portuguesa, se produjo después de que el primer ministro británico, David Cameron, aceptase en 2012 una petición de los McCann para revisar el caso.

Los detectives británicos del caso Madeleine viajan a Portugal para investigar una pista relevante

Te puede interesar