Libera denuncia la presencia en una finca de un caballo con las patas atadas

|

La asociación animalista Libera y la Fundación Franz Weber han denunciado en el cuartel de la Guardia Civil de Arteixo la presencia de un caballo con las patas delanteras atadas.

Al parecer, tal y como señalan en un comunicado, una vecina cuando vio la escena en una parcela privada, lo puso en conocimiento de los agentes del Instituto Armado.

Por su parte, desde las entidades explican que estas prácticas son similares a las conocidas como pexas o trancas. Añaden que el uso de estos artilugios podría ser constitutivo de un delito de maltrato animal. Un hecho que podría suponer una pena de hasta un año de prisión, así como inhabilitación de hasta 36 meses para cualquier empleo o negocio “relacionado con serres vivos”, exponen desde Libera.

Tanto esta entidad como la Fundación Franz Weber recuerdan que ya han denunciado “78 avistamientos que se corresponderían con más de 130 caballos inmovilizados con toda clase de artilugios”, afirman.

Una vez que se detectan estas situaciones ilegales (que se pueden denunciar en la plataforma digital www.senpexas.info), los defensores de los animales presentan la oportuna denuncian en Medio Ambiente o en la Xunta, según corresponda.

Por ello, y ante el último equino localizado en Arteixo inmovilizado de estea manear, las dos agrupaciones pro animales denuncian la “inacción de la Xunta”, puesto que debería “exigir la identificación efectiva de todo el ganado equino en estado semisalvaje” que transitan con “aparente libertad por los montes gallegos”, aseveran.

En este punto, reprochan que las diligencias se cierran “en gran parte por culpa de una nula identificación de los animales”.

Libera denuncia la presencia en una finca de un caballo con las patas atadas