Fernando Vidal: “El Depor y el deportivismo tienen que salir reforzados de estas elecciones”

Deporte Campeón-2019-05-23-008-e04e926a
|

Año y medio después de dar por cerrada su etapa en el Deportivo, Fernando Vidal pretende abrir de nuevo la Plaza de Pontevedra, esta vez para asumir la presidencia.

Exatleta del Deportivo, vinculado al deporte coruñés. Como hombre de fútbol, ¿ve al equipo en disposición de ascender?

El fútbol lo que tiene es que cada siete días es diferente. Mi respuesta el domingo a las diez de la noche habría sido diferente, el deportivismo salimos abatidos del Anxo Carro en un partido que teníamos que ganar o por lo menos empatar. Ese punto era clave porque ahora no podemos fallar. Dos puntos de nueve son recuperables aunque con el Cádiz tenemos el golaveraje perdido.

Se presentó el martes a las 10 y a las 12.30 ya había otro candidato respondiéndole, ¿Cómo ve el escenario electoral?

Que haya varias alternativas por un lado es bueno, pero por el otro divide más al deportivismo y es una de las cosas que a mí siempre me ha preocupado. El Deportivo y el deportivismo tiene que salir reforzado de estas elecciones y apoyar al presidente que sea, todos a una, remar en la misma dirección porque hace falta mucha fuerza para llevar esto arriba. A mí no me gusta la polémica, el fango, pero tampoco que se cuenten mentiras.

Si yo era tiempo pasado después de tres años y medio, qué sería él (por Loira)

Loira dijo que el tiempo de Vidal ha pasado, ¿qué le dice?

Creo que no estaba muy enterado ni de lo que hablé ni del contenido de lo que hablé. Si yo era tiempo pasado después de tres años y medio de consejero, qué sería él que lleva veinte años en el club. No voy a entrar en más polémicas.

Nunca supe realmente cuál era su función en el club, creo que era empleado

¿Cuál era la relación entre usted y Loira en el Deportivo?

Nunca tuve relación directa con él. Le conozco, teníamos un trato afable, pero nunca supe realmente cuál era su función en el club, porque yo era consejero y él creo que era empleado, y yo estaba muy dedicado al área deportiva. Era, aparentemente, un hombre de confianza del presidente, sé que tenía una historia anterior en el club con Augusto y nada más. No he tenido roces. Cada uno tenía su función y aportaba su granito de arena. 

¿Qué hizo desde que dimitió en octubre de 2017?

Yo venía de una etapa muy larga en el Fadesa Oar de balonmano, casi ocho años, que me quemó mucho porque es muy difícil sacar un equipo profesional en esta ciudad que compita a alto nivel porque hay que cubrir presupuestos elevados. En 2007 decidí abandonar tras dejar al equipo en la mejor clasificación de la historia en División de Honor, saneado económicamente. En ese momento pensaba que no iba a volver a la gestión deportiva, empecé a trabajar en mis cosas, pero surgió el famoso 31 de julio de 2013 y fui la persona que encendió la mecha al pensar que Augusto necesitaba un relevo, que el Deportivo no tenía puerta de salida y necesitaba aire fresco y convencí a Tino, con una capacidad de trabajo impresionante y muy preparado en temas económicos y era momento de poner orden en eso. Estuvimos mano a mano, pasamos momentos muy malos juntos y hubo un momento en que decidí que ya había cumplido el objetivo de relanzar un poco todo aquello, el club estaba estable a nivel deportivo y económico y decidí dar un paso a un lado, de manera elegante no abrí la boca desde aquel momento, fui un aficionado más, aproveché para viajar y ver mucho fútbol y deporte y ahora estaba en una situación muy cómoda y por mi cabeza no me habría pasado esto hace 20 meses. Si le preguntáis a mi mujer hace tres meses os diría que Fernando no va a esto ni de broma, pero si uno tiene una vocación de servicio público y ve una situación límite, a veces se cometen estos errores por el corazón más que por la cabeza. 

¿Ha habido mucha gente que le ha pedido que se lanzara?

Muchísima. Mucha gente de esta ciudad, accionistas muy pequeños, medianos, alguno grande, gente del fútbol de la ciudad y fuera, exjugadores, incluso de anteriores etapas, me han lanzado el guante porque tienen miedo de que esto caiga en un pozo, en el abismo.

¿Le perjudica o beneficia haber esperado tanto?

Si hubiera hecho esto de otra manera me habría presentado justo en el momento en que dimite el Consejo, como hizo alguno aprovechando que el presidente está de viaje fuera de España. Mi primera reflexión fue preocuparme por la gente que sale. La gente me pedía que me presentara y yo tenía claro que no iba a tomar ninguna decisión hasta tener un encuentro con Tino. Nosotros salimos para aportar. Si podemos ser beneficiosos para el deportivismo, aquí estamos; si piensan en otra candidatura, la apoyaremos. Yo esperaba una candidatura que aunara mucho al deportivismo, pudo haber sido el tema de Mauro, pero se cayó, esperamos por si había otra opción. Y la espera ha sido perjudicial para nosotros porque partimos en desventaja respecto a otras candidaturas.

¿Qué respaldo tiene en acciones?

No lo puedo cuantificar. El 28 estarán las cartas encima de la mesa. Yo creo que va a ser abierto hasta el final.

Como accionista importante (en referencia a Tino), me echo a un lado

¿Cree que Tino se va a abstener?

No lo sé. Cada uno somos diferentes. Igual que me voy del Deportivo, me echo a un lado y desaparezco de la esfera pública, hay otros que no lo hacen. Esto es una dimisión irrevocable de todo el Consejo. A mí el cuerpo, por lógica, por sentido común, me dice que como accionista importante me echo a un lado salvo que el club pueda caer en peligro. Yo es lo que haría por responsabilidad, pero Tino puede entender que tiene que dar su apoyo a uno u otro, o votar en contra de alguno, que también puede hacerlo.

Una frase de la presentación pasó un poco desapercibida: alguna candidatura puede tener más votos que la presidencial. ¿La explica?

En este caso no hay una candidatura presidencial, pero cuidado que alguna candidatura igual tiene más acciones que las que puede aportar Tino y otra candidatura. En un movimiento de 60.000 acciones pueden pasar muchas cosas.

¿Esa frase indica que Tino vaya a apoyar a una candidatura concreta?

No tengo constancia de que haya tomado una decisión al respeto. Él se lo va a pensar. Jesús (Martínez Loira), que es buen amigo de él, o fue amigo de él, no lo sé, y lo conoce dice que Tino nunca se abstiene. No sé lo que va a hacer. Lo que haga será reflexionado. Lo que haga, bien hecho está por su parte, igual que cada accionista. A todo el mundo hay que respetarlo.

Esto es fútbol, Riazor va a ser el juzgado cada domingo. Se necesita fuerza para aguantar los momentos duros.

Uno tiene que estar convencido del paso que da sabiendo el paso que da. Yo creo que hay que rebajar ese nivel de bronca, el Consejo que sale y entra, todos somos accionistas como los que pitan. Ir a Riazor y que al final los pitos sean contra los nuestros es algo a evitar, primero con un proyecto del que la gente esté contenta y después con un estadio que sea difícil para el contrario, para el que toma decisiones con el silbato, un estadio que empuje al propio y presione al resto. Tenemos que resetearnos todos y pensar qué es lo mejor para el Deportivo.

¿Cómo llenar Riazor?

Mucha gente se ha descolgado. Sigue sacando el carné, pero se ha desconectado. Hay que buscar los porqués y buscar fórmulas de fidelización. Es que llevamos sufriendo muchos años, desde 2008. Hemos sufrido tres descensos en diez años después de habernos acostumbrados a jugar contra el Liverpool o el Bayern. Hay que buscar fórmulas para que la gente vuelva a Riazor.

Hay temor a otra travesía en el desierto. ¿Qué les dice?

Yo he vivido un descenso de Primera a Segunda y de Segunda a Tercera consecutivo y otro a Segunda B, lo he visto todo en el estadio. En fútbol todo es posible. Hay históricos desaparecidos, otros en Segunda. La historia está muy bien para recordarla, pero tenemos que vivir el presente, trabajar todos, construir y llevar al Deportivo a Primera. Cuanto antes, mejor, porque el tiempo nos beneficia en el corto plazo y nos iguala con el resto cuanto más pase. Tenemos que buscar ese clima estable, positivo, que el equipo tenga viento a favor y no en contra.

¿Conoce cómo está el Deportivo, cuál es la realidad?

Bueno, ha habido cambios y tampoco me he preocupado por saber. Ha habido candidatos que se han reunido con ejecutivos del club, yo creo que eso no corresponde a un candidato. En el momento que seamos elegidos, entraremos a hablar. Sigo conociendo a mucha gente del club y de Abegondo. A mí me gusta el trato cercano con ellos. 

¿Cree que no se da mérito suficiente a las tres permanencias que logró el Depor?

Lo tengo hablado con Tino, no lo hemos valorado todos. Las dos primeras tienen muchísimo mérito porque el equipo además partía con 5 millones menos de presupuesto por la televisión, que era mucho en un total de 14 millones. En la temporada de Garitano hubo muy mala suerte, lo dijo él que con el VAR habríamos sumado ocho puntos más. A partir de esa temporada, yo estaba más desconectado, centrado en hacer el Fabril, el primer equipo estaba en buenas manos y se hizo una gran plantilla, todo el mundo lo decía. Pero el equipo no fue capaz de arrancar y cayó en barrena.

Barral no sería director deportivo

Elogia a Richard y a Fran, un “icono del Deportivo”

Incluye en programa un director de fútbol.

Es un coordinador de todas las áreas deportivas, no un director deportivo. Creo que es una figura necesaria. En el área económica no hay que cambiar nada; a lo mejor hay que hacer algún ajuste en otra área porque nuestro talante y estilo es diferente al de estos cinco años.

Dos nombres con los que siempre se le relaciona: Richard Barral y Fran. ¿Entran en su proyecto?

Parto de un club en que todo el mundo es necesario. Richard Barral es un grandísimo profesional del fútbol, conocedor del mercado nacional e internacional, con muchísima experiencia como entrenador y scouting, ha sido director deportivo y yo no soy de repetir los cargos, pero sí me gustaría que en el corto, medio o largo plazo estuviera con nosotros en lo que es bueno, en planificar y scouting. Tenerle cerca y con ese nivel y deportivista hasta la médula hay que aprovecharlo. Como director deportivo, aparte de que hay uno ahora mismo con contrato, hay que respetar a las personas, y yo no lo veo ahí. Fran es un icono del Deportivo, el jugador con más partidos, con todos los títulos. Hay un premio que da el Athletic a los jugadores que solo han estado en un equipo y Fran lo tiene. Lo ha penalizado a él y también a Augusto que la salida no ha sido buena. No lo ha sido porque como son de aquí los dos, ha sido peor. Otros las montaron cuadradas pero no tuvieron esa repercusión. Tengo la esperanza de sentarme con ambos un día y arreglar ese tema. Por el bien del Deportivo no podemos tener dos leyendas enfrentadas. Y a nivel profesional, Fran es una persona tremendamente capacitada para hacer trabajo de campo, pero bueno, todavía no estamos ahí, hay que tomar decisiones y hay mucha opción.

Perspectiva electoral

Conmigo no habrá pactos; no se pueden pactar las ideas

Se podría dar un Consejo compartido. ¿Cómo lo ve?

Si una candidatura junta 20.000 acciones, lo normal es que se las des a todos los miembros de tu Consejo. Hacer Consejos multicolores con distintos programas e ideas, todas respetables, me parece un error. Debe gobernar la candidatura más votada. Luego está el consejero de calidad, en mi caso no lo haría. Si gana otra candidatura, no me gustaría entrar en un Consejo en el que hay ideas diferentes.

¿Ve posibilidad de pactos?

Conmigo, por lo menos, no. No soy una persona de pactos en ese sentido. Lo que no se puede pactar son las ideas.

¿Y otras candidaturas, le sorprendería que pactaran?

A mí no me sorprende nada ya en la vida. Pero dudo mucho que alguna candidatura seria piense en pactar con otra. 

¿Cuántos consejeros se elegirán?

Hay que decidirlo, yo creo que la perfecta son seis, que ir a ocho es mucho; nosotros ahora mismo somos cinco. Tenemos que tener preparado otros tres consejeros. Los tengo.

A su presentación acudió Juan Carlos Rodríguez Cebrián, ¿está con usted?

Sí, me está apoyando, ayudando mucho, es un gran deportivista, cree que la opción mejor para el Deportivo es apoyar esta candidatura. Estoy muy contento porque me apoya mucha gente, me he quedado sorprendido, gente que ni me esperaba, pero también me he llevado alguna desilusión, pensaba que éramos amigos o amigas y alguna decepción ha habido. Yo soy visceral, pero no rencoroso; tengo arranque, pero soy incapaz de hacer daño.

Entre los consejeros va el presidente de la AFAC. Usted apoyó el equipo femenino del Deportivo pero la AFAC les puso dificultades. 

Yo creo que hubo una presión, no por parte de la AFAC, sino por la competencia de equipos de la ciudad, podía focalizarlo en un club en concreto, que en un principio no entendió el proyecto nuestro y no lo valoró en su justa medida. Se hizo un convenio con otro club modesto, el Orzán, y al final Coruña genera celos y malas vibraciones, pero me alegra que personas que en su momento fueron muy críticas con el Deportivo Femenino, en twitter lo estén apoyando. 

¿Valora las redes sociales?

Valoro todo porque todo tiene su peso. Tengo hijos jóvenes que usan las redes muy a mi pesar. No leo foros ni twitter, me mandan pantallazos. Yo creo que una persona que toma decisiones tiene que estar al margen de eso. 

Fernando Vidal: “El Depor y el deportivismo tienen que salir reforzados de estas elecciones”