Ignasi Miquel pide paciencia y batalla ante el coronavirus

Ignasi Miquel, en una imagen del club gerundense | girona cf
|

El central barcelonés del Girona Ignasi Miquel aseguró que parece que la sociedad “está venciendo al coronavirus”, pero señaló que tiene que ser “paciente”.

“Son momentos difíciles. Muy complicados. Y debemos tener empatía con todos los que lo están pasando mal y con todos los que están luchando contra el coronavirus. El camino está siendo duro, pero ya estamos un poco más cerca del final”, indicó en declaraciones a la web del club.

“Si respetamos el confinamiento y hacemos los que nos dicen, podremos volver a disfrutar del fútbol y de la vida normal antes”, añadió el ‘2’ rojiblanco, agradecido “con los sanitarios, los farmacéuticos, los transportistas y, en general, con todos los que están trabajando en la primera línea del frente”.

“Estoy bien. Pero se me está haciendo largo, como a todos. Echo de menos ir a entrenar cada día con los compañeros”, admitió el zaguero catalán de 27 años, que recaló en Gerona en calidad de cedido por el Getafe.

Miquel, después de ejercitarse por las mañanas, aprovecha el tiempo libre para cocinar, pasear a su perro, leer, ver series, repasar historia o geografía. “Me encantaban cuando iba a la escuela”, señaló, y dijo que también juega al ‘Call of Duty’ junto a Gerard Gumbau, Jordi Calavera o Àlex Granell.

Convencido de que si este verano finalmente no puede hacer el viaje a Perú que había planeado “será por una buena causa, porque querrá decir” que se puede “acabar la liga”.

El central del Girona, que ahora es quinto en la clasificación de Segunda, manifestó: “Nos queda una recta final muy difícil, pero estamos dispuestos a luchar hasta el final”.

“Es difícil, pero podemos lograrlo. Queremos pelear por el ascenso directo. Después ya veremos qué pasa, pero esto es lo que todos queremos. Y estos días nos tienen que servir para recargar energías. Quedan once partidos. Y queremos comérnoslos a todos”, dijo.

El defensa catalán, que esta temporada, castigado por las lesiones, sólo ha podido jugar siete partidos de liga y dos de Copa, reconoció que espera quedarse muchos años en el Girona, al que llegó el pasado verano.

“Es un proyecto que me gustaba, que me continúa gustando y tengo ganas de cumplir el objetivo”, apuntó Ignasi Miquel, internacional con las categorías inferiores y campeón de Europa sub-19 en 2011 junto a Pablo Sarabia, Álvaro Morata, Paco Alcácer o Gerard Deulofeu.

Ignasi Miquel pide paciencia y batalla ante el coronavirus