El Gobierno de Betanzos asumirá con fondos propios el remate de la obra del palco de la música

|

El Ayuntamiento de Betanzos destinará fondos propios a completar la restauración del palco de la música de la plaza de los Hermanos García Naveira. 
Según fuentes municipales, el consistorio asumirá las actuaciones suplementarias –estimadas en unos 38.000 euros– por la imposibilidad técnica y legal de que la Diputación de A Coruña amplíe la aportación prevista –84.000 de un total de 104.000– en el convenio suscrito entre ambas administraciones para recuperar la estructura, una de las huellas más evidentes del período modernista y,  con las farolas de color y los bancos, uno de los conjuntos que primero contempla el visitante al llegar a la capital de As Mariñas. Porque,  para el Consistorio brigantino, aún tratándose de una cantidad importante, “no lo es si se compara con el valor urbano, histórico y arqueológico que tiene el palco para Betanzos”.

DEMORA
Así, después de más de nueve  meses cubierto por los andamios, asegurado por vigas metálicas y protegido de los curiosos que, día tras día, cuelan la cabeza entre las vallas para comprobar el avance de la reforma del kiosko diseñado en 1927 por el arquitecto coruñés Rafael González Villar, el remate de la intervención corresponderá al Ayuntamiento de Betanzos. 
En septiembre, el Gobierno de García Vázquez reconoció que la actuación se alargará más de lo previsto, incluso hasta 2016. Los retrasos se debieron a que, una vez iniciados los trabajos, los técnicos comprobaran el “gravísimo deterioro” de la estructura y apuntasen a la oportunidad de redactar un plan complementario para evitar la desaparición de la estructura y, sobre todo, la seguridad de quienes transitan entre A Porta da Vila, la plaza de los Hermanos García Naveira y el Cantón de Claudino Pita.

Afección
La realidad quedó al descubierto “tras os primeiros levantamentos”, que mostraron “un deterioro moi superior ao previsto en proxecto e unha afección importante na estrutura portante do beiril”, indicaron al regidor los responsables de las obras, que comenzaron el día 3 de febrero del presente año 2015.
“Algunos elementos de hierro se deshacían al tocarlos con la mano”, explicaron fuentes del Ayuntamiento de Betanzos.
Informado de la situación, el Gobierno de Betanzos tuvo claro que, independientemente del retraso que comportará, “las restauración tiene que ser integral y meticulosa”, añadió Ramón García Vázquez. Lo contrario sería “de una enorme responsabilidad”, matizó el regidor brigantino, quien abordó este asunto durante su primera reunión con el presidente provincial, el pontés Valentín González Formoso.

El Gobierno de Betanzos asumirá con fondos propios el remate de la obra del palco de la música