Sanidad admite que el virus pudo circular antes de febrero y dice que un rebrote sería terrible

El director del Centro de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, Fernando Simón, durante una rueda de prensa sobre la gestión de la crisis del Covid-19, en Madrid (España) a 6 de mayo de 2020. 06 MAYO 2020 CORONAV
|

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, reconoció ayer la posibilidad de que el coronavirus estuviese circulando por España antes de febrero, pero si eso ocurrió “desde luego no generó un brote identificable”.

El epidemiólogo explicó que, atendiendo a la evolución de los datos de la enfermedad “más parecida” al Covid-19, la gripe estacional, “nos damos cuenta de que en España no se detecta nada raro en la curva epidémica hasta finales de febrero”.

Así lo explicó tras las preguntas por el informe en el que médicos franceses apuntan a que el coronavirus ya estaba presente a finales de diciembre, después de haber diagnosticado a posteriori a un paciente que ingresó en un hospital de la región de París el 27 de diciembre, lo que llevó a la OMS a recomendar a los países que analicen neumonías sospechosas desde noviembre de 2019.

Simón recordó que el primer caso confirmado en España data del 31 de enero; ya que a raíz de los positivos iniciales, se empezaron a hacer estudios en algunos puntos del país “en los que costó detectar los posibles orígenes”.

Pero ninguno de ellos detectó algún positivo en Covid-19 si bien “sabemos que hubo algún caso que llegó antes de que fuera notificado”, como uno de Valencia que inició síntomas el 2 de febrero tras haber estado en el Tíbet y que “probablemente se había infectado a mediados de enero”.

Asimismo, el primer caso de transmisión local detectado en Andalucía estuvo asociado a posibles casos importados “unas semanas antes a finales de enero o primeros de febrero”.

“Por lo tanto, sí que pudo haber circulado en España de alguna manera” y es “posible que llegara algún caso de infectado antes. Pero, desde luego, no generó un brote identificable”, zanjó.

Asimismo, recordó que China notificó el primer caso el 31 de diciembre, pero ya “sabemos que circulaba” por aquel país “como mínimo desde la primera o finales de la primera semana de diciembre”, por lo que “probablemente” personas que podían estar infectadas en esas fechas pudieron “haber venido a Europa y eso probablemente sucedió”.

 

No se aguantaría un rebrote

Asimismo, Simón pidió que cuando se cumplan las medidas de precaución porque un paso atrás sería “terrible” ya que los sanitarios “no podrán aguantar otra situación semejante”.

“Hay que ser prudentes, no se está diciendo que no se pueda salir, hay unas normas y medidas de precaución” y lo que se está diciendo es que se cumplan, comentó ayer Simón.

“Dar un paso atrás sería terrible para la población y, desde luego, les puedo asegurar que para nuestros profesionales sanitarios, que se han dejado la piel y no creo que puedan aguantar otra situación semejante”, enfatizó.

“Hemos hecho un esfuerzo entre todos excepcional y estamos bajando el número de nuevos casos muy, muy rápido”, señaló.

Simón advirtió que “miles de ciudadanos” pueden tener “menos percepción de miedo”, pero pidió ser “conscientes” de que “tirar por tierra todo este esfuerzo por correr un poco más de la cuenta en unos momentos críticos será complicado”.

Sanidad admite que el virus pudo circular antes de febrero y dice que un rebrote sería terrible