La presión en los hospitales y UCI baja ligeramente, pero aún es preocupante

|

Los datos diarios de la pandemia parecen dar un cierto respiro al área sanitaria de A Coruña y de Cee. Ayer era la presión hospitalaria y las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) las que vivían este ligero alivio, aunque la situación sigue siendo preocupante.


La carga total de los centros sanitarios logró descender y dejar atrás los valores por encima de 400, pero siguen siendo 391 los pacientes ingresados a causa del coronavirus, 25 menos que el pasado martes. De todos ellos, 85 están en la UCI (78 en el Chuac, tres en el Quirón y cuatro en el Modelo), ocho menos de los que se contaban un día antes.


La situación es preocupante, pero, por el momento, no se prevé la derivación de pacientes a otras áreas, ni utilizar el hospital de campaña de ExpoCoruña. Igual que hiciera el gerente del área de A Coruña y Cee, Luis Verde, el pasado martes, ayer, el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, y el gerente del Servizo Galego de Saúde (Sergas), José Flores, apuntaban que por ahora se seguirán usando los recursos del área, pero si se empeora, se tomará la decisión, primero de derivar a otros centros sanitarios y, en último caso, habilitar el hospital de apoyo.


Balance

En cuanto a los casos activos, tras dos jornadas seguidas a la baja, ayer volvían a verse incrementados, aunque tan solo en seis personas.


Son en total 5.889 las que están luchando contra el virus en la actualidad, de las que 5.498 se encuentran aislados en sus hogares, al presentar síntomas leves o ni siquiera presentarlos.


En el lado negativo, Saúde Pública notificaba once fallecidos, siete correspondientes a la jornada del martes (seis de ellos en el Chuac y uno en Pai Menni). Los otros cuatro decesos tuvieron lugar ayer y se dieron en el complejo universitario. Todos presentaban patologías previas.


Análisis de aguas residuales

Mientras tanto, el equipo CovidBens de la EDAR de Bens publicaba el último informe actualizado del análisis de las aguas residuales de la comarca de A Coruña, a través del cual estiman la carga viral y el número de portadores del coronavirus que habría actualmente.


Como ya se venía observando durante la semana pasada, los informes muestran como la carga viral en estas aguas se encuentra en un claro descenso, lo que podría confirmar que el pico de casos se ha alcanzado o está a punto de alcanzarse.


Además, el estudio estima que el número de portadores también estaría en descenso, si la semana pasada eran más de 7.600 los que se contaban, en esta ya habrían bajado al orden de los 7.000 personas contagiadas.

La presión en los hospitales y UCI baja ligeramente, pero aún es preocupante