Oleiros-Seoane acusa a los trabajadores de la oposición de estar “a la luna de Valencia”

|

El Ideal Gallego-2011-06-22-019-b2fbcd1b

  fran moar > oleiros

  Las medidas de ahorro adoptadas por el alcalde de Oleiros, Ángel García Seoane, a la hora de configurar el organigrama del Ayuntamiento no están siendo bien recibidas por las formaciones políticas que integran la oposición. Principalmente las que más les afectan como son la reducción  del montante económico de las dietas y la retirada de los cuatro cargos políticos adscritos a cada uno de los grupos.


Sin embargo, estas críticas para el regidor local no pasan de ser meras frases demagógicas y que todas sus iniciativas, que fueron aprobadas en la sesión plenaria celebrada el pasado lunes, van encaminadas a reducir el gasto corriente del municipio.
Seoane afirma que no está dispuesto a que el Ayuntamiento pague sueldos a personas que, según él, muchas veces no tenían ocupación y “estaban a la luna de Valencia”, en referencia al personal que el pasado mandato trabajaba para los grupos políticos.
Una decisión esta que, al igual que la eliminación del Organismo Municipal Autónomo de Cultura, para el Partido Popular es ilegal y fruto de la “represión política que ha empezado a aplicar Alternativa en Oleiros”.
Cabe recordar que en la sesión plenaria del lunes el equipo de gobierno dio luz verde a un ejecutivo municipal en el que se exige dedicación exclusiva a todos sus componentes, ya que no podrán compaginar su actividad municipal con otras en la iniciativa privada.
Además se recortan los sueldos de varios concejales. Los puestos que durante el pasado mandato estaban remunerados con 30.000 euros pasan a estarlo con 25.000. Asimismo el responsable de un departamento que cobraba 40.000 euros se reduce el sueldo en 15.000.
El pleno también acordó aprobar la propuesta del grupo de gobierno de dotar a los partidos de la oposición de una sala de juntas independiente en la cual puedan desarrollar sus respectivas actividades. Tendrán a su entera disposición, según indicó el regidor, de un funcionario municipal que se dedicará a atender las necesidades de la oposición.
Seoane dijo, durante una de sus intervenciones en la sesión plenaria, que pocos ayuntamientos disponen de estas condiciones para sus ediles.
Las dietas de los miembros del equipo de gobierno para la asistencia a comisiones informativas, plenos y comisiones de gobierno se han eliminado también. Tan sólo quedan las destinadas a los grupos de la oposición, pero su importe se reduce porque pasan de 150 a 120 euros.
Respecto a la disolución del Organismo Municipal Autónomo de Cultura, Seoane dijo que se había hecho para evitar duplicidad de tareas y gastos. La derogación de sus estatutos será efectiva a partir del uno de enero de 2012.
Pero si las decisiones del ejecutivo municipal no fueron precisamente celebradas el pasado lunes por el grupo municipal socialista, ayer fue el PP el que puso de manifiesto su malestar, por boca del edil Andrés Delgado.
“Hemos asistido al desmantelamiento de los derechos de la oposición (...). Como si de una muñeca rusa se tratase, el gobierno de Alternativa ha ido sacando uno a uno los derechos de la oposición”, apuntó el concejal, al tiempo que aseguraba que se ha privado a la oposición de cualquier dedicación, se ha eliminado su presencia en las mesas de contratación y se le han retirado competencias en el pleno.

Derecho > “Desde ahora, los concejales no tienen derecho a solicitar copias de la documentación, se limita el acceso a las dependencias municipales y la celebración de un pleno extraordinario, solicitado por la oposición, se puede demorar por más de dos meses”, añade Delgado, que afirma que las propuestas de Alternativa no suponen austeridad sino represión “pura y dura”.
“Le dimos la oportunidad al gobierno municipal de rectificar, le solicitamos diálogo y presentamos enmiendas para llegar a un acuerdo, y ni siquiera se tuvieron en cuenta. Como dijo el alcalde, la única vía que tiene la oposición ahora, es acudir a los tribunales, así que estudiaremos todas las opciones legales a nuestro alcance”, concluyó Delgado.

 

Oleiros-Seoane acusa a los trabajadores de la oposición de estar “a la luna de Valencia”