La liquidación de Media Markt revive Dolce Vita antes del cierre

La liquidación de Media Markt revive Dolce Vita antes del cierre

Ni el propietario del centro comercial Dolce Vita ni la gestora de las instalaciones, el grupo Chamartín y la empresa Larry Smith, respectivamente, quisieron hacer ayer nuevas declaraciones al respecto de la inminente clausura de la gran superficie el próximo día 31. No obstante, el anuncio y la consiguiente liquidación de stock de su último buque insignia, la cadena de electrodomésticos y electrónica Media Markt, provocó un colapso que ya no se recordaba en las instalaciones.
La publicidad de la firma indicando que hasta el próximo sábado llevarán a cabo una liquidación de parte de la mercancía por traslado y la bajada de los precios de un 25% provocaron importantes retenciones a la entrada al centro comercial desde primera hora de la mañana.
Con una de las plantas del aparcamiento subterráneo cerrada al público desde hace meses, los coruñeses tuvieron difícil estacionar en un único piso en el que apenas cabían más turismos. Pero peor fue la experiencia a la hora de comprar. Aunque quedan algunos comercios y locales de hostelería abiertos, fue Media Markt –que busca local para la mudanza dentro de la propia ciudad– el que se llevó la palma.
En torno a las 11.00 horas ya había estanterías vacías, habían volado numerosos artículos de exposición y los clientes se arremolinaban alrededor de las cajas. Los consumidores tuvieron que esperar entre dos horas y dos horas y media para pagar.

La liquidación de Media Markt revive Dolce Vita antes del cierre

Te puede interesar