La población canina coruñesa creció en casi 2.000 animales en un año

Los dueños de los perros son más visibles estos días en medio de las calles vacías por el confinamiento | pedro puig
|

Estos días, debido a las restricciones de la pandemia, parece que solo se pueden ver por la calle a dueños de perros paseando a sus mascotas. Pero no se trata únicamente de un fenómeno provocado por la cuarentena: cada vez hay más perros en A Coruña. Según el registro oficial de la Xunta, 26.124, casi dos mil más que el año anterior, lo que implica un crecimiento de casi un 7% en solo un año y pone de manifiesto una tendencia que se mantiene desde hace años: que la población canina crece en A Coruña a un ritmo mucho más rápido que la humana.

Son cifras aportadas por el Rexistro Galego de Identificación de Animais de Compañía (Regiac) que también contabilizan el número de gatos registrados, y que es mucho menor que el de los perros: 2.071, según el Regiac, aunque es posible que, al tratarse de animales que no tienen que lucir un microchip, el dato no refleje el número real de la población felina coruñesa.

En ambos casos (el de los perros y los gatos) Vigo supera las cifras coruñesas: en la ciudad olívica ya hay 40.835 perros registrados, y 3.164 mininos, lo que demuestra que la tendencia es general aunque se acentúa más en A Coruña y Vigo que en otras ciudades como Santiago o Ferrol, el incremento es más moderado.

Desde 2018

Mientras tanto, la natalidad se mantiene en mínimos históricos. Los perros habían superado ya en 2018 a los pequeños de cero a nueve años en un 5,4%. Fue en enero de ese año cuando entró en vigor la Lei de Benestar Animal que entró en vigor en enero ha supuesto un antes y un después: el número de perros registrados había crecido en A Coruña un 33%, según datos del Regiac.

Este aumento se debía a la regularización de los animales que ya existían, pero en los años siguientes se ha venido registrando un incremento sostenido que pone de relieve que tener mascotas cada vez está más de moda.

Las autoridades han tomado nota y cada vez existen más instalaciones para los animales. En A Coruña, durante el pasado mandato, se instalaron varias áreas caninas en las grandes zonas verdes de la ciudad (el actual Gobierno local anunció recientemente que los mejorará), aunque todavía persisten los problemas de convivencia entre los dueños de los perros y los que no tienen mascotas.

La población canina coruñesa creció en casi 2.000 animales en un año