Temporada reducida, pero con final en la Teresa Herrera

|

Si A Coruña será la ciudad en la que arranque la Liga ACT, el 4 de julio, también sus aguas acogerán el desenlace (como ya es habitual) de las competiciones autonómicas, con el playoff de ascenso tanto en categoría A como en la B. La emblemática Bandera Teresa Herrera pondrá el colofón a una temporada gallega más corta de lo normal y que comenzará el 18 de julio.

Además de la prueba herculina, el vecino Concello de Oleiros también celebrará sus tradicionales citas. El 8 de agosto será el turno del Club de Regatas de Perillo, que competirá en aguas de Santa Cristina tanto en categoría masculina (Liga B) como en la femenina. Y, al día siguiente, los remeros del Mariñeiro lucharán por hacer un buen papel en la Bandera Baía de Mera-Virxe do Carme.

Citas clásicas
A lo largo de este mes y medio de competición en las Ligas Gallegas, las tripulaciones visitarán municipios que se vuelcan con el remo de banco fijo como Moaña, O Grove, Muros o Vilagarcía. Esta temporada, al haber menos pruebas, también se reduce el margen de error.

Con todo, el Mariñeiro de Mera intentará seguir progresando en la Liga A. Sabe que los primeros puestos están muy cotizados, pero en cada cita buscará acabar lo más arriba posible. Por su parte, Perillo en la Liga B también buscará buenas posiciones. Luchar por el ascenso a Liga A sería un buen balance para el histórico club oleirense.

Por su parte, en Liga Femenina, Perillo sigue con su proceso de formación pero sin renunciar a los primeros puestos.

Esta temporada, en la Liga A habrá diez tripulaciones, ocho en la B y nueve en la femenina. Destaca el incremento de equipos en esta última categoría, si bien solo tendrá seis regatas.

No ha sido fácil para los responsables de la Liga Gallega de traineras elaborar un calendario. Pero al final lo han conseguido y ahora esperan que la temporada se desarrolle con la mayor normalidad posible.

Ahora tienen en el horizonte ese comienzo en aguas de Cabo de Cruz, previsto para el 18 de julio.

Los protocolos sanitarios harán que para la organización esta temporada sea todo un desafío.

Temporada reducida, pero con final en la Teresa Herrera