Sanidad indemniza con 400.000 € a paciente por diagnóstico tardío de cáncer

|

La Consellería de Sanidad ha indemnizado con 400.000 euros a un paciente por una "defectuosa asistencia sanitaria", ya que se le amputó el fémur debido a que se tardó más de dos años en diagnosticar y tratar un cáncer, según fuentes de El Defensor del Paciente, que han llevado el caso.

Las fuentes han facilitado el auto del Tribunal Superior de Justicia de Valencia por el que se homologa una transacción judicial suscrita entre la aseguradora de la Consellería de Sanidad y los servicios jurídicos de El Defensor del Paciente mediante la que se indemniza a esta persona y se acuerda el archivo de los autos.

El auto señala que la cuantía de 400.000 euros "ha sido satisfecha y por la que el recurrente ha otorgado la más eficaz carta de pago en concepto de saldo y finiquito por las lesiones, daños y perjuicios de todo tipo sobre los que versa este procedimiento".

Añade que por ello "las partes consideran que ha desaparecido el objeto del procedimiento" y se decreta "el archivo de las actuaciones sin más trámite".

Según El Defensor del Paciente, este hombre, casado, padre de un hijo y vecino de Orihuela, comenzó en 1999, cuando tenía 44 años, con un dolor en la pierna de derecha y se le realizaron distintas pruebas que fueron considerados problemas lumbares.

En los años siguientes los dolores fueron a más y a pesar de las pruebas se le seguían diagnosticando problemas de espalda atribuidos a una cirugía de hernia discal que se le había realizado.

Tras múltiples pruebas a lo largo de varios años, en 2007 se le diagnóstico un tumor "de alto grado, grande y profundo" y aunque recibió radio y quimioterapia, en 2011 le detectaron "múltiples nuevos nódulos pulmonares metastásicos" y tras ser intervenido quirúrgicamente recibió la gran invalidez.

Tras acudir a la Asociación, el afectado demandó a la sanidad pública valenciana ya que hubo un retraso en el diagnóstico de 29 meses, desde noviembre de 2004 hasta abril de 2007.

Según El Defensor del Paciente, si se hubiese hecho el diagnóstico 29 meses antes "el tumor hubiera presentado la características que le hubieran conferido un mejor pronóstico" y es "muy posible que se hubiera podido evitar la amputación del miembro".

Sanidad indemniza con 400.000 € a paciente por diagnóstico tardío de cáncer