Galicia celebra este año los Encuentros CaixaEscena

Copia de El Ideal Gallego-2016-02-29-056-297227ee
|

La Obra Social “La Caixa” impulsó este fin de semana el Encuentro CaixaEscena Galicia 2016. Más de 100 estudiantes de la ESO y Bachillerato y sus profesores, procedentes de seis centros educativos, llegaron el viernes a la Escuela Municipal de Música de Santiago, donde vivieron todo un fin de semana de teatro, creatividad, valentía y emociones. 
El mismo viernes, empezaron con un taller de Improshow para que los jóvenes practicasen la improvisación y se conociesen entre ellos. Paralelamente, los profesores participaron en un taller de apoyo a las necesidades artísticas en torno a los montajes que habían estado ensayando con los alumnos.
Durante todo el sábado, se concentraron los talleres teatrales y, de manera absolutamente práctica, los miembros de la compañía Egos Teatre propusieron los contenidos artísticos para que los alumnos los incorporasen a su montaje, todos ellos vinculados a los itinerarios planteados por CaixaEscena (sainetes y Commedia dell’Arte, temas shakesperianos y música de entreguerras) y, muy especialmente, al itinerario de este año: la gran obra de Cervantes “El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha”, de la que justamente este año se celebran cuatrocientos años de la edición de la segunda parte. Concretamente, se propuso trabajar el capítulo xvi de esta segunda parte, en el que se describe la vibrante escena de “El retablo de maese Pedro” (del que también se enamoró Manuel de Falla y sobre el que compuso una pieza mágica).
A partir del itinerario de este año, se propone trabajar una canción para que sea el leit motiv del encuentro. 
Así, los alumnos trabajan sobre la voz y el canto con ejercicios para mejorar la oralidad y la musicalidad, desde el calentamiento de la voz, el trabajo del ritmo, la métrica, la dicción, la afinación y la entonación. 
El profesor, a partir de unos ejercicios muy concretos, ayuda al alumno a descubrir cómo, a partir de la corporalidad, se puede dar vida a un personaje y construirlo para la escena. Cómo calentar el cuerpo, cómo moverlo, qué velocidades se utilizan y qué parte del cuerpo actúa como motor.
Tomando como punto de partida la técnica de manipulación japonesa Bunraku, los alumnos se introducen en el mundo de la manipulación de marionetas y objetos. Con materiales muy sencillos, los alumnos construyen su propia marioneta y aprenden a manipularla a partir de la exploración, para ver las posibilidades que da en escena, teniendo en cuenta la harmonía y calidad del movimiento, la voz de la marioneta, la manipulación y el trabajo en equipo.
Ayer fue el día de las representaciones finales. Cada grupo presentó un fragmento de su obra en proceso, poniendo encima del escenario 15 minutos de su trabajo en el que se pudo ver, de manera clara, la obra teatral que acabarán representando en su totalidad al final de curso, en su entorno comunitario. 
Después de cada función se hizo un coloquio con todos los participantes, en el que los jóvenes pudieron responder a las preguntas que el público formuló sobre los personales, la selección de la obra y el proyecto en general. Como novedad, este año participó el grupo de teatro Fundación Catalonia, formado por personas con discapacidad intelectual.

Galicia celebra este año los Encuentros CaixaEscena