El Gobierno estudia endurecer las penas por hurto para proteger al pequeño comercio

Una mujer mira vestidos en una tienda de Madrid efe
|

El secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz, informó ayer de que el Gobierno está estudiando la posibilidad de endurecer las penas por hurto para proteger al comercio y disuadir a los delincuentes de reincidir en su comisión.

Tras la reunión de la conferencia sectorial de comercio interior, García-Legaz explicó que trasladaron al ministerio de Justicia una propuesta de las asociaciones de comerciantes para que se endurezcan las penas porque entienden que las actuales no son suficientes.

 

legislación

Tras explicar que Justicia está estudiando la propuesta y que es competencia de este Ministerio tomar una decisión final, García-Legaz apuntó que desde Economía entienden que tiene que existir una legislación penal que disuada del hurto y del robo para evitar que aquellos que se dedican a ello “de forma casi profesional” lo sigan haciendo.

“El pequeño comercio sufre mucho por el hurto. El comerciante se ve indefenso porque denuncia y ve que no sirve de mucho”, afirmó García-Legaz, quien expresó su apoyo a un cambio legislativo si se concluye que el actual marco no es “suficientemente disuasorio”.

El reforzamiento de la seguridad en el comercio es uno de los diez ejes sobre los que girará el Plan de Apoyo a la Competitividad del Comercio 2013.

Este plan se centrará también en potenciar la incorporación a gran escala del pago electrónico en los pequeños comercios, tanto a través de tarjetas como del teléfono móvil, algo en lo que España quiere ser líder, sobre todo porque facilitará las compras a los 60 millones de turistas que vistan el país, y para lo que ya están trabajando con los operadores, apuntó García-Legaz.

Además, el plan buscará difundir los beneficios de la venta por internet entre los pequeños y medianos comercios.

Otro eje será el de modernizar los mercados municipales y potenciar los centros comerciales abiertos y las zonas de comercio urbano para evitar que se pierdan ejes comerciales históricos.

Además, se reforzará el apoyo financiero al sector, se trabajará en la promoción comercial y la reactivación de la demanda, se promoverá el relevo generacional al frente de las tiendas, sobre todo como alternativa para los jóvenes desempleados, y se reforzará el binomio “turismo-comercio”.

Por otra parte, la conferencia sectorial abordó la futura Ley de Unidad de Mercado, cuyo texto final podría estar redactado en un mes para que entre en vigor antes de que acabe el año. n

El Gobierno estudia endurecer las penas por hurto para proteger al pequeño comercio