La Guardia Civil bloquea el peaje de Guísamo para detener a cuatro hombres

|

Agentes de paisano de la Guardia Civil practicaron cuatro detenciones en el peaje de la AP-9 más cercano a la ciudad en dirección entrada a las nueve de la mañana, cuando todo el tráfico proveniente del área metropolitana se vio paralizado. Según los testigos, se había ordenado el cierre de los pasos y todas las barreras estaban bajadas sin más explicación, así que en seguida se formaron varias colas de vehículos para desconcierto de los usuarios.

Todo quedó aclarado cuando apareció a gran velocidad un turismo –un testigo asegura que era un Renault, pero de alta gama– que tuvo que frenar en seco ante la barrera que suponían los vehículos detenidos. El coche en cuestión, con cuatro hombres dentro, maniobró para tratar de escapar, pero inmediatamente aparecieron varios turismos más, de los que salieron hombres armados.

 

De película > Resultó que esos hombres eran agentes de la Policía Judicial de la Guardia Civil y que los turismos eran coches camuflados. “Iban por ahí saltando por los capós de los coches que estaban aparcados como si fuera una película”, comentó un conductor, aún asombrado por todo lo ocurrido. “Yo eché el seguro de las portezuelas porque no quería que entrara nadie, pero pasaron por delante de mí”. Los agentes empuñaban sus armas, con las que encañonaron a los cuatro ocupantes del vehículo a los que conminaron para que salieran.

Ninguno de los sospechosos se resistió y fueron detenidos sin que se registraran más incidentes y sin que haya trascendido el motivo de la espectacular operación.

La Guardia Civil bloquea el peaje de Guísamo para detener a cuatro hombres