La mejor defensa se las verá con el equipo más realizador

Adroher y Carballeira con Pau Bargalló en el choque celebrado en el Palau Blaugrana | aec
|

Nadie duda de que el Liceo-Barcelona del próximo viernes decidirá buena parte de la corona de la OK Liga 2020/2021. Aunque los hombres de Juan Copa llegaron a tener una importante ventaja de cinco puntos sobre los de Edu Castro, el clásico llega con los dos grandes candidatos al título (por no decir únicos, viendo lo lejos que está el tercero, Lleida) empatados en lo más alto. Los azulgranas han basado sus victorias en su capacidad goleadora y los verdiblancos en sus virtudes en defensa. El máximo realizador (110 tantos) y el menos batido (23), dirimirán sus fuerzas en un nuevo capítulo del partidazo del hockey rodado nacional.


Poco ha cambiado un Barcelona que, desde hace décadas, basa sus éxitos en dar poco margen de error (por no decir ningún) a sus rivales. Si en esta ocasión el Liceo llegó a gozar de cinco puntos que ya se han perdido, en la última Liga conquistada por los coruñeses, en 2013, casi ocho unidades no fueron suficientes, y no habrían servido de nada si no llega a ser por ese gol en Lleida conseguido por Josep Lamas poco antes del final del partido.


Con todo, tras el choque del viernes, si Barça o Liceo se llevan los tres puntos tampoco parece que la distancia vaya a ser definitiva. Pero sí será un gran salto para aquel que pueda cantar victoria.


Apisonadora en marcha

El Liceo tendrá la ventaja que jugar en casa, y sabiendo que ya ha ganado al Barcelona, en aquel choque disputado en la primera vuelta en el Palau Blaugrana (3-4). Pero los catalanes han vuelto a poner la apisonadora en marcha. Desde aquel empate frente al Reus, todo han sido victorias para el Barça, incluyendo las de los dos partidos que le permitieron alzar una nueva Supercopa de España.


La trayectoria del Liceo también está siendo buena. Establecer una nueva marca de victorias seguidas en la OK Liga (doce, tuvo que ser precisamente en la jornada 13 cuando se acabase con el empate ante el Caldes) fue un hito histórico. Y las 16 jornadas seguidas sin perder (que acabaron el sábado en Taradell) también dan buena cuenta de la solidez de los verdiblancos, que solo fallaron en estos dos encuentros y en la semifinal de la Supercopa frente al Reus.


Con todo, dos equipazos con sed de títulos se verán las caras en un par de días. Tanto Edu Castro como Juan Copas seguro que coinciden en una cosa: el partido se puede decidir por pequeños detalles. 

La mejor defensa se las verá con el equipo más realizador