Aldeas Infantiles gana el premio Princesa de Asturias de la Concordia

06/09/2016 El presidente del Principado, Javier Fernández, ha manifestado este martes que Aldeas Infantiles SOS ha sido galardonada con el Premio Princesa de Asturias de la Concordia por su "labor extraordinaria con los niños". Fern&aacut
|

Aldeas Infantiles SOS fue galardonada con el Premio Princesa de Asturias de la Concordia 2016, según hizo público ayer en Oviedo el jurado encargado de su concesión. Esta candidatura fue propuesta por Amaya Valdemoro, exjugadora de la selección española de baloncesto.
Aldeas Infantiles SOS es una organización privada de ayuda a la infancia, internacional, sin ánimo de lucro, cuyo objetivo es ofrecer a los niños una familia, un hogar estable y una formación sólida, adoptando un modelo familiar de carácter universal, en función de las características sociales y culturales del país. 
Fue fundada en 1949, tras la II Guerra Mundial, por Hermann Gmeiner, creando la primera Aldea en Imst (Austria). Actúa como una federación de asociaciones nacionales de Aldeas Infantiles SOS, con presencia en 134 países y territorios. Su actual presidente es el indio Siddhartha Kaul. En España está presente desde 1967, aunque se constituyó oficialmente en 1981.
Con la Convención sobre los Derechos del Niño de las Naciones Unidas como guía, Aldeas Infantiles SOS fue pionera en una forma de trabajar a largo plazo con los niños huérfanos o abandonados, para los que construye un entorno familiar en cuyo seno el menor tiene la oportunidad de crear lazos afectivos y desarrollarse como persona hasta la edad adulta. 

PRINCIPIOS BÁSICOS
Los cuatro principios sobre los que trabaja la organización son: un entorno familiar protector, el apoyo de redes familiares y sociales, la toma de decisiones y acciones basadas siempre en el interés superior del niño, así como la participación de los menores en toma de decisiones que afecten a su vida. Cada Aldea Infantil SOS está compuesta por varios hogares en los que viven las denominadas “Familias SOS”, formadas por una madre o padre o ambos, que conforman un entorno en el que procuran que los menores se sientan respetados, queridos y protegidos, como si estuvieran en su propia casa. Durante el proceso de acogida de Aldeas Infantiles SOS, se busca que los grupos de hermanos biológicos se mantengan unidos. 
Cada aldea tiene un equipo de educadores, psicólogos y otros profesionales que proporcionan la ayuda necesaria para conseguir el mejor desarrollo de cada niño acogido, a través de la atención personalizada.

Aldeas Infantiles gana el premio Princesa de Asturias de la Concordia