El gobierno local asumirá la gestión del comedor escolar del Vales Villamarín

el colegio de infantil y primaria de betanzos es el centro más masificado de toda galicia quintana
|

En 2012, la Asociación de Nais e Pais de Alumnos Brigantium puso sobre la mesa de Ramón García Vázquez la oportunidad de que el gobierno local asumiese la gestión del comedor (de 14.00 a 16.00 horas) y “mañanceiros” (07.30 a 09.00), unos servicios que ofrecen las ANPA “ante o desentendemento tanto la Xunta como dos Concellos”, explicaron desde el CEIP Vales Villamarín. En su caso, en virtud de un acuerdo con la Federación de ANPA de Colexios Públicos de A Coruña. El asunto llegó este martes al pleno a solicitud de Cidadáns por Betanzos (CxB).

El representante de la formación localista, Pedro Gómez Patiño, incidió en que “esta situación non suporía custo económico algún para o Concello de Betanzos, pois os pais abonan os gastos que implican a comida e o almorzo dos seus fillos”, matizó el portavoz de CxB. En términos similares, reclamó “menos palabras” e “máis implicación” por parte de la corporación con los problemas de la educación pública y, en concreto, con la comunidad escolar del Vales Villamarín.

La propuesta de CxB, defendida por Gómez Patiño, contó con el respaldo de todos los grupos municipales, si bien tanto el PSOE como el BNG matizaron que la gestión de los comedores de los colegios es, según la legislación vigente, competencia de la Consellería de Educación.

 

Pliegos

Los socialistas valoraron el trabajo y altruismo del ANPA Brigantium al afrontar la contratación de proveedores, la organización de los horarios o el control de los menús, y adelantaron que el gobierno local ha encargado a los servicios económicos y jurídicos del Ayuntamiento de Betanzos “la elaboración de los pliegos del concurso”, indicó el edil Francisco Díaz Pereira.

Tanto el comedor como “mañanceiros” ofertan las modalidades de usuarios fijos o esporádicos, con guardería y desayuno, o solo con guardería en el segundo, explican desde el colegio.

El Vales Villamarín se inauguró en 1972. Cuenta con más de cuarenta aulas y la matrícula actual roza el millar de alumnos, entre Infantil y Primaria.

En aumento progresivo desde hace seis o siete años, estas cifras ponen de manifiesto la necesidad, e incluso la urgencia, de construir un nuevo colegio en la avenida de Fraga Iribarne.

En el apartado de actividades extraescolares, en ANPA ofrece, en la actualidad, una docena de modalidades deportivas y culturales, desde basket y gimnasia rítmica hasta cocina creativa y tiro con arco, pasando por karate, psicomotricidad, atletismo, patinaje, fútbol sala, música, teatro y baile. “Neste momento aínda hai prazas en teatro, música, psicomotricidad, tiro con arco y baloncesto”, señala Brigantium.Otra de las propuestas de la asociación, planteada a todos los partidos políticos de la localidad, ha sido la posibilidad de promover un sistema de préstamo de libros de texto, coordinada desde la administración local, ante la complejidad de la situación económica y la subida del IVA.

El gobierno local asumirá la gestión del comedor escolar del Vales Villamarín