El faquir de Curtis vierte sus anécdotas en un libro

El Ideal Gallego-2014-09-30-017-c21df3b8
|

Ángel Curtis presenta mañana a las 20.00 horas en la Casa da Xuventude de Curtis el libro “Ángel Curtis. Mi vida. El faquirismo y las terapias naturales”, donde cuenta lo que le llevó a calzarse la medalla de oro mundial, después de subir una escalera de guadañas o soportar en una cama de elementos punzantes el peso de diez personas encima. Ejercicios muchos de ellos que el coruñés sacó de su chistera. Sin más ayuda que la imaginación. Para otros, el autor explica que se nutrió de los consejos de un lama del Tibet y de la también estrella nacional Daja-Tarto, conocida como el faquir de Cuenca.
Con 40 años en la guantera dedicados a esta práctica, Ángel señala que no la ha dejado del todo. Que esporádicamente vuelve a caminar sobre el filo de navajas barberas, porque “de esto uno no se jubila. Es una forma de pensar. Una filosofía sobre cómo transcender en el tiempo de manera abstracta”. Así es que el resultado no es una biografía tediosa de lo que hizo y lo que no hizo. La novedad editorial se curte de anécdotas y retos y de cómo llegó a lograr el éxito a golpe de meterse puñales por la nariz.
 En este sentido, el que  llegó a ser faquir de una forma natural “para llamar la atención de la gente” mediante espectáculos, dejó  con el tiempo esa perspectiva a un lado para acudir al faquirismo como una fuente transcendental, que “me lleva a la sanación natural”. La acupuntura, el yoga y otras terapias naturales conforman la tercera parte de la publicación. Que se puede adquirir en las librerías de la comarca o enviando un correo electrónico a ellibrodeangelcurtis@yahoo.es.
Aquí es donde entra la parte espiritual del asunto. A la que Ángel acudió para alimentar su vocación y emparejarla con su vida. Que no se entiende sin todo lo que rodea al faquirismo. De eso también habla en el libro: “Doy una explicación subjetiva de cómo concibo la vida y cómo entiendo a la sociedad”. 

El faquir de Curtis vierte sus anécdotas en un libro