El alcalde de Sada recibió en los últimos seis meses a 570 vecinos

31 enero 2014 / 01 febrero 2014 página 19 Sada.- El pleno municipal exige al alcalde Ernesto Anido que dimita tras la destitución de los concejales de PDSP
|

El alcalde de Sada, Ernesto Anido, recibió en los últimos seis meses a 570 vecinos del municipio, excluyendo las visitas protocolarias y las institucionales.
Según fuentes municipales, 373 empadronadas acudieron con cita y el resto sin ella. El regidor dedicó una media de 20 minutos a cada una de las visitas.
“Anido, consciente de la necesidad e importancia de la participación de los vecinos en la gestión municipal, está convencido de la necesidad de acercar la administración al ciudadano y conocer de primera mano sus preocupaciones, sugerencias, quejas y preguntas”, indican desde el Ayuntamiento sadense, al tiempo que aseguran que el alcalde prioriza la atención directa a los residentes con la práctica de puertas abiertas y cercanía que desarrolla desde su llegada a la alcaldía.
Anido destaca la importancia del contacto con los sadenses para optimizar la gestión municipal y puntualiza que la atención a la ciudadanía que realiza habitualmente en la calle y en las parroquias no merma la que mantiene en el despacho.
“De hecho son numerosas las mañanas que la alcaldía tiene dedicadas casi exclusivamente a la atención a los vecinos, quienes plantean temas relacionados con viviendas, servicios sociales o empleo”, añaden.

problemas anteriores
Las mismas fuentes señalan que el motivo principal por el que alrededor de cinco personas al día acuden a visitar al regidor es pedir que se les dé una solución a problemas derivados de gobiernos anteriores, especialmente cuestiones urbanísticas.
“También hubo sadenses que presentaron diferentes propuestas o sugerencias, y un pequeño porcentaje planteó demandas y proyectos de empleo”, indican desde el Ayuntamiento, al tiempo que aseguran que todas las demandas y sugerencias son anotadas y llevadas a cabo las de posible cumplimiento. n

El alcalde de Sada recibió en los últimos seis meses a 570 vecinos