El Banco Popular vendió inmuebles por importe de 490 millones hasta septiembre

El consejero delegado del Banco Popular, Francisco Gómez, durante la rueda de prensa que ha ofrecido para presentar los resultados trimestrales en la que ha asegurado que la entidad decidirá en las últimas semanas del año si re
|

El Banco Popular vendió hasta septiembre inmuebles por un importe total de 490 millones de euros, de los que 240 millones corresponden a las ventas realizadas sólo en el tercer trimestre, el triple del importe obtenido entre enero y marzo pasado.

En su explicación a los analistas de las cuentas de los nueve primeros meses de 2013, el consejero delegado del Popular, Francisco Gómez, se mostró muy satisfecho por la evolución de estas ventas y aseguró que continuarán acelerándose en los próximos trimestres.

La entidad terminó el mes de septiembre con una mora del 43 % en su cartera de créditos al sector promotor, un ratio que se situó en el 11,84 % en toda su cartera crediticia tras aumentar cuatro puntos porcentuales en comparación interanual, principalmente por efecto de las reclasificaciones crediticias, que alcanzaron los 2.400 millones, con lo que la mora de esa cartera fue del 50 %.

Sin embargo, en comparación con el segundo trimestre de este año, el incremento de la mora global fue mucho menor, ya que en marzo el ratio fue del 10,84 %, señala la entidad, que añade que este fue el tercer trimestre consecutivo en que el incremento de la mora global fue menor que en el periodo anterior.

La ventas de viviendas terminadas también se triplicaron hasta septiembre, con 1.082 unidades frente a las 378 vendidas doce meses atrás, de las que el 27 % estaban en Andalucía; otro 24 %, en Madrid y otro 14 %, en Cataluña.

En estas ventas, la entidad aplicó unos descuentos de en torno al 32 % en edificios terminados y del 39 % en la cartera de suelo.

Preguntado por el impacto que tendría en las cuentas del banco la retirada de las cláusulas suelo de los contratos hipotecarios de sus clientes, Gómez explicó que sería de unos 7 millones de euros netos mensuales, aunque se reafirmó en que la entidad cree que las cláusulas que ellos han aplicado "cumplen con todas las condiciones de transparencia".

En cuanto a los nuevos tests de estrés a los que tendrá que someterse la banca española, Gómez se mostró convencido de que las entidades "están en ventaja sobre el resto de los países" porque "somos los únicos que ya hemos pasado por un asset quality review (revisión de la calidad de activos) y un test con las mismas características" que tendrá este.

Los bancos españoles, "ya hemos hecho un importante esfuerzo para superar esos ejercicios con éxito" y en el caso particular del Popular "además, hemos reforzado nuestro capital" y "tenemos ratios muy favorables, por lo que estamos en una situación de prudencia pero muy confiados".

El Banco Popular vendió inmuebles por importe de 490 millones hasta septiembre