La quiebra de Thomas Cook afecta a más de 53.000 turistas en España

Varios pasajeros embarcan en un avión de Thomas Cook en Grecia | ep
|

La ministra de Industria, Comercio y Turismo en funciones, Reyes Maroto, informó ayer de que de los 600.000 turistas afectados por la quiebra de Thomas Cook, 150.000 están de viaje en distintos países, 53.000 de ellos en España.

Maroto señaló que España solicitará al Reino Unido que refuerce su plan de contingencia para los turistas afectados en territorio español, que según la Autoridad de la Aviación Civil (CAA) británica son 30.000, y más de 53.000 según los cálculos de las administraciones españolas (35.000 en Canarias, 13.000 en Baleares y 5.000 en Cataluña, y sin cuantificar en Andalucía y la Comunidad Valenciana).

La ministra, que ayer se reunió con los responsables de Turismo de las comunidades más afectadas por la caída del histórico operador británico, dijo que esos datos habían sido aportados por la CAA, y que serían 450.000 los turistas que han contratado un paquete vacacional al turoperador y no podrán disfrutar de él.

Para los 150.000 afectados que están de viaje, el plan de contingencia cuenta con 1.000 vuelos en 55 países hasta el próximo 6 de octubre, de los que se han movilizado 64 para llevar a casa a 14.700 turistas, pero se desconoce cuántos corresponden al mercado español, agregó.

Mientras, los representantes del área de Turismo de los gobiernos de Canarias, Baleares, Cataluña, Comunidad Valenciana y Andalucía pedirán al Ejecutivo central que aplique subvenciones para el sector hotelero en esos territorios a raíz de la quiebra del turoperador y así “tranquilizar” a las empresas.

Estas cinco comunidades son las regiones que más se verán afectadas por la caída de la agencia de viajes.

El consejero de Modelo Económico, Turismo y Trabajo de Baleares, Iago Negueruela, explicó antes de la reunión con la ministra de Industria que el principal objetivo es “articular medidas que den tranquilidad y seguridad a las empresas” de estas zonas, ya que constituyen la “principal industria” turística del país y dependen de ella económicamente.

Por otro lado, Reyes Maroto explicó que el Gobierno español está trabajando para evitar que la quiebra de Thomas Cook arrastre también a sus filiales, en particular a las dos que operan en España, Condor y Thomas Cook Escandinavia.

La quiebra de Thomas Cook afecta a más de 53.000 turistas en España