Educación expedienta al profesor denunciado en Ferrol por pedir a sus alumnos que le den masajes

algunos de los padres afectados momentos antes de la reunión que tuvo lugar en el edificio de la xunta
|

Los padres de los alumnos de tercero de Primaria del CEIP Isaac Peral que denunciaron a un profesor –J. F.C, tutor de un grupo pero que daba clase a los dos– por su comportamiento supuestamente inadecuado en clase –él mismo habría reconocido “haber atado y amordazado a una niña y permitir que los niños le dieran masajes”– mantuvieron ayer una tensa reunión con la inspectora de centro que lleva el asunto.

La Inspección solicitará medidas cautelares para su actividad docente

Al encuentro, celebrado en el salón de actos del edificio administrativo de la Xunta en Ferrol, asistieron alrededor de unos 50 padres, así como el presidente de la Federación de Anpas de colegios públicos de Ferrolterra, Javier Sánchez.

Al término de la sesión, de más de una hora, informó de los compromisos de Inspección. “Dixéronnos que se vai actuar inmediatamente dando o informe previo para iniciar un expediente disciplinario a este profesor solicitando medidas cautelares para que inmediatamente deixe de dar aulas e de ter acceso cos pequenos. Aseguran que hoxe mesmo –por onte– vai rematar o informe solicitando medidas cautelares, que terá que ser remitido á Xefatura Territorial e solicita as medidas cautelares”.

 

Orientación

Según Sánchez, la inspectora se comprometió “a valorar a actuación da dirección do centro ata o último escalafón”, así como a ayudar a recuperar la total normalidad en el centro y entre los niños hablando con el claustro de profesores y con los equipos de orientación provincial “para que traballe cos nenos por si é necesaria ou non unha actuación polos problemas xurdidos”, dijo.

En principio, Sánchez, al igual que el resto de padres, opinó que “houbo unha reacción lenta, ineficaz” y que si no fuese precisamente por las familias, que además de cursar varias denuncias ante la comisaría, hicieron público el problema, se hubiese avanzado todavía menos en este proceso. “A Administración non tivo a axilidade necesaria para cortar de raíz un caso tran grave como este, polo que agardamos que cando se dea unha situación deste tipo non se agarde nin un día nin dous para tomar medidas”.

Al margen de los supuestos hechos denunciados por los padres, relacionados con comentarios inapropiados e incluso amenazas, Sánchez incidió en que “houbo actitudes graves que o propio profesor recoñeceu, como que atou a unha nena á silla e que recibiu masaxes dos nenos, e iso é suficientemente grave para que de xeito inmediato se adopten medidas cautelares e se afaste a ese profesor da docencia”, añadió.

 

Educación expedienta al profesor denunciado en Ferrol por pedir a sus alumnos que le den masajes