La creación de empresas en la ciudad aumentó un 6% en relación a 2017

17 diciembre 2018 A Coruña.- En el antiguo emplazamiento de la tienda de Massimo Dutti en Torreiro, abre el showroom food&drinks
|

Las estadísticas que analizan el desempleo no siempre son positivas para la ciudad, como tampoco lo son las de cierre de determinado tipo de negocios, pero parece que algunas de esas despedidas se van compensando en mayor medida que en 2017. Entre los meses de enero y noviembre A Coruña registró la creación de un 6% más de sociedades mercantiles que en el mismo período del pasado ejercicio. Además, esto le ha permitido situarse como primera de las grandes ciudades gallegas. 

Probablemente no sea por las ayudas municipales a la creación de empresas, ni tampoco por el apoyo estatal que puedan tener los autónomos, pero todavía hay emprendedores que se siguen sumando a la red empresarial coruñesa. Mientras algunos negocios han tenido que cerrar a lo largo de este año porque no les daban las cuentas, otros muchos han ido incorporándose a la oferta de la que dispone la ciudadanía de modo que algo se han compensado las despedidas. 

Un informe del Instituto Galego de Estatística (IGE), que recoge datos publicados por el Boletín del Registro Mercantil (Borme), indica que entre los meses de enero y noviembre se dieron de alta 533 sociedades mercantiles en la localidad, de manera que se produjo una subida del 6,17% con respecto al mismo plazo temporal de 2017. 

Si bien es cierto que el mayor ascenso en términos porcentuales se produjo en Lugo con un 7,6%, las mejores cifras absolutas son las de A Coruña porque estas dos fueron las únicas ciudades de las siete grandes urbes de Galicia que no salieron perjudicadas con el nuevo año. A nivel autonómico representó el 16% del total de tramitaciones. 

En paralelo al crecimiento del tejido coruñés, en parte vinculado también a propuestas de negocio como son la hostelería o el comercio –en algunos casos negocios unipersonales para poder abandonar las listas del paro–, en Vigo se perdieron 31 nuevas inscripciones en relación a lo que había sido el año anterior. 

Ha cambiado la localidad que lidera la creación de nuevos proyectos, pero lo que no cambia es que la mayoría de las firmas siguen naciendo con el carácter de sociedades limitadas, que se expandió justo con la crisis económica. Así, de las 533 marcas contabilizadas por el Borme, solo catorce siguieron el carácter anónimo u otras fórmulas. 

En cuanto a los meses con mejores resultados, en 2007 las iniciativas se dispararon en el mes de marzo, mientras que en esta ocasión el mejor ratio se detectó en octubre con 65 altas. No obstante, tanto febrero como mayo también resultaron positivos con 60 cada uno.

La creación de empresas en la ciudad aumentó un 6% en relación a 2017