Papá Noel llega desde Laponia para inaugurar su poblado en María Pita

Decenas de niños recibieron a Papá Noel al pie del palacio municipal PATRICIA G. FRAGA
|

El Ayuntamiento inauguró ayer el poblado navideño con un gran éxito de asistencia. Decenas de personas merodeaban ya el entorno antes de que ni tan siquiera estuviese encendido, y es que hubo que esperar a que apareciese Papa Noel para que Laponia se iluminase.
Su aparición se produjo tras una cuenta atrás protagonizada por los más pequeños y con el número cero, la concejala de Turismo Luisa Cid salió de la mano del gordo de rojo del palacio municipal y juntos subieron al escenario sobre el que esperaba el coro Cantabile. Allí, la edil entregó a Santa Claus el gran libro de los niños buenos, en el que deberían aparecer todos los pequeños coruñeses.
Tras esta imagen, sin palabra alguna de ninguno de los dos protagonistas, comenzó la diversión para los niños y el trabajo para Papa Noel, que se dirigió a su caseta –la única a la que este año se puede entrar– y a los pocos minutos la cola para entrevistarse con él ya ocupaba gran parte de la plaza.

Novedades
Como novedad, este año, además del Tío Vivo, se incorpora un tren, también con precios populares, a 1,50 euros el viaje. Además, existe una esfera de nieve en la que los pequeños se pueden meter y disfrutar como si estuvieran dentro de una bola de cristal navideña.
Los talleres, esta vez se celebrarán sobre el escenario y la inscripción, que se realizará en información, será por orden de llegada. Las actividades para mañana comienzan a las cinco con un taller de “cupcakes” –este año las clases están relacionadas con la comida–, seguido de un espectáculo de luces (18.00)y la actuación del Spiritual (19.00).
Laponia estará abierta de 12.00 a 14.00 y de 17.00 a 20.00, solo los fines de semana, hasta el día 22. Entonces el horario será igual todos los días hasta el 2 de enero. 

Papá Noel llega desde Laponia para inaugurar su poblado en María Pita