El fuerte oleaje despedaza la caseta de socorristas de la playa de Barrañán

El Ideal Gallego-2019-12-16-024-0b13c2ce
|

La playa de Barrañán amaneció ayer sin la caseta de socorristas que había permanecido sobre una duna cercana al litoral desde el verano. El fuerte oleaje registrado durante la alerta naranja alcanzó la construcción y le hizo trizas. Al día siguiente, sus restos podían descubrirse por toda la playa, incluida la ría, después de que las olas las dispersasen por toda la zona.

Según informaron fuentes de Protección Civil, fue necesario emplear una excavadora para retirar parte del material de la orilla, aprovechando la bajamar. Sin embargo, los restos de la ría no se retiraron. 

Desechada 
Por otro lado, la caseta de los socorristas ha sido utilizada por el ayuntamiento de Arteixo durante 22 veranos, y estaba próximo al fin de su vida útil. De hecho, según Protección Civil, iba a ser retirada hoy o mañana, o más tardar, pero no para ser almacenada, sino que su destino era un vertedero.

De esta manera, Barrañán, que es una de las playas más batidas por el mar del municipio de Arteixo, contará el próximo año con una nueva caseta de socorristas. Hay que tener en cuenta que se trata de un arenal muy popular, con 39.000 visitantes desde mediados de junio a mediados de septiembre. Aunque la playa más visitada fue Sabón, con 87.000 bañistas.

El fuerte oleaje despedaza la caseta de socorristas de la playa de Barrañán