A cuartos por la trasera

rudy anduvo desaparecido, todo lo contrario que marc gasol efe
|

España entró en cuartos de final por la puerta de atrás, después de perder contra Italia, tras una prórroga, y gracias a la derrota de Grecia ante Croacia en el partido anterior.
A los cinco minutos, el marcador era de 10-5 con 8 puntos de Belinelli y una defensa española que hacía aguas por todas partes y acabó firmando su peor cuarto de todo el torneo (24-12).
El segundo periodo fue, en sus inicios, el día con respecto a la noche. Sergio Rodríguez fue el revulsivo y anotador de un parcial de 0-12 en apenas 4 minutos. Hasta el descanso (37-37), luces y sombras, momentos de buena y activa defensa, y momentos de lagunas importantes; momentos de acierto ofensivo personal y otros de opacidad absoluta a la hora de ver aro.
España volvió de vestuarios y se colocó en zona, con dispar efectividad y con Marc Gasol sumando puntos (20 en el minuto 26, 43-48) ya que sus compañeros le buscaban una y otra vez y, esta vez, le encontraron. En este cuarto el pívot anotó 15 de los 19 puntos que consiguió el equipo.
Italia comenzó a dar síntomas de asfixia, y otro parcial de 0-12 lanzó a España en el marcador al final del tercer acto (45-56). La ventaja llegó a un máximo de 15 puntos  (45-60, m.32), pero ahí se acabó casi todo.
Cuatro minutos sin anotar, un parcial de 11-0, dos tiros libres errados por el ‘Chacho’ con España dos arriba y poco más de medio minuto en el reloj y una canasta de Datome a falta de una décima –y después de que los árbitros no señalaran una falta sobre Rudy Fernández, con tres segundos en el crono, que debió haber dado la última posesión a los de Orenga– mandaron el duelo al tiempo extra.
En él, Italia volvió a adelantarse en el marcador casi un partido después, 72-70 (min.41) y el seleccionador español tuvo que parar el partido porque los transalpinos agarraban la victoria por las orejas, 78-72 (min. 42.30). El partido se torció definitivamente y los italianos consiguieron una ventaja que ni por asomo esperaban.
La campeona de los dos úlstimos torneos continentales perdió el partido –más que ganarlo eItalia– y mucha de su credibilidad, a pesar de los 32 puntos y 10 rebotes de Marc Gasol, y entró por la puerta de atrás en los cruces de cuartos, condenada a jugarse la vida contra Serbia, campeona del grupo E. n

A cuartos por la trasera