El BNG critica que el Ayuntamiento varíe de criterio sobre el botellón en Méndez Nuñez

|

El grupo municipal del BNG, a través de la concejala Ermitas Valencia, quiso incidir ayer en el cambio de criterio que, según los nacionalistas, ha adoptado el gobierno local en relación a la celebración de botellones en los jardines de Méndez Núñez, después de que el recién nombrado jefe de la Policía Local, José Antonio Brandariz, definiera este enclave como el lugar “óptimo” para este tipo de reuniones desde el punto de vista policial. Valencia se pregunta si esa afirmación del nuevo responsable municipal supone un “cambio de rumbo” en la opinión del PP y si eso significa que los conservadores “ratifican agora que os xardíns de Méndez Núñez son o espacio máis acaido para o botellón”, tal y como vienen defendiendo los nacionalistas.

Las críticas llegan al echar la vista atrás, puesto que, tal como recuerdan desde el grupo de la oposición, esa postura favorable a concentrar en un punto las reuniones nocturnas de jóvenes fue objeto de “reiterados insultos” y “descualificacións” por parte del PP cuando era este partido quien se encontraba en la oposición dentro del Ayuntamiento.

 “É que antes mentían Flores e Negreira ou é que cando gobernan non saben que facer?”, pregunta Valencia

Dimisión o cese > Valencia pone el acento en el papel de Julio Flores, teniente de alcalde de Seguridad Ciudadana y portavoz municipal, al que culpa de haber acusado a los concejales del BNG de una “total ignorancia” y de “apoiar a creación dun gran botellódromo en Méndez Núñez”. Con esos precedentes, la edil se pregunta ahora si el responsable municipal tiene pensado dimitir o si, por el contrario, el gobierno local se plantea cesar al nuevo jefe del 092 “por apoiar as teses que ela defendera e que levara o PP a pedir a súa destitución” como concejala de Mocidade.

Valencia aprovecha también para criticar la “demagoxia” de los populares. “É que antes mentían o señor Negreira ou o señor Flores ou é que cando gobernan non saben que facer e apelan a que non hai variñas máxicas?”, se pregunta, antes de recordar que ya en el anterior período la Policía Local apoyaba Méndez Núñez como el lugar más apropiado para la celebración de botellones.

 Sin molestias > Brandariz opinaba ayer, en una entrevista concedida a este periódico, que, a nivel práctico, concentrar el botellón en Méndez Núñez era “óptimo” dado que allí no se molesta a los vecinos y resulta más fácil su control. Matizaba el responsable policial que, tras su traslado a los jardines del centro se ha erradicado la vis violenta que estas concentraciones tenían hace unos años en otros lugares; no obstante apostaba por abordar el botellón como el “movimiento social” en el que, según su criterio, que se ha convertido, con medidas educativas y no solo coercitivas.

El BNG critica que el Ayuntamiento varíe de criterio sobre el botellón en Méndez Nuñez