El año 2015 acaba sin una sola muerte por accidente de tráfico en la ciudad

10 septiembre 2015 A Coruña.- Un coche atropelló a una mujer en el paso de peatones situado entre la Fundación Barrié y Los Cantones
|

Hacer un cómputo global de cómo ha sido 2015 es difícil. Para muchos, fue un año para olvidar, que trajo pocas alegrías. Sin embargo, quedará marcado en los anales de la seguridad vial como uno de los mejores, porque en él no se ha registrado ni una sola muerte por accidente de tráfico. Un hecho verdaderamente insólito, y que fuentes municipales consideran que es la primera vez que ocurre en lo que va de siglo. 
La siniestralidad con resultado mortal siempre es muy escasa en los cascos urbanos, por el simple hecho de que la velocidad está limitada a los 50 kilómetros por hora. A esto hay que añadir la señalización pensada para los peatones, como semáforos y pasos de cebra, que es mucho más abundante que en las carreteras. Así que la estadística arroja siempre números muy bajos. En muchos años hay un único fallecido y casi siempre, por atropello. 
El caso más grave de los últimos años tuvo lugar el 8 de noviembre de 2013. A las doce menos veinte de la mañana, una joven de poco más de veinte años circulaba por la avenida del Ejército en dirección a al ciudad cuando perdió el control de su vehículo al tomar la curva en la que se encuentra el tanatorio de Servisa, justo antes de llegar a la rotonda de Casablanca. Investigaciones posteriores señalaron que tomó esa curva con exceso de velocidad (el límite era de 80 kilómetros por hora). El coche giró sobre sí mismo varias veces antes de salirse de la vía e invadir la acera por la que caminaban un matrimonio de septuagenarios.
El impacto fue tan fuerte que envió al hombre contra un Ford Scort que se encontraba irregularmente al borde de un pequeño terraplén. La víctima atravesó la luna trasera del vehículo y acabó en el asiento de atrás, mientras su esposa salía despedida diez metros para caer entre la maleza del terreno colindante. La conductora salió ilesa gracias a los airbags. Curiosamente, este siniestro no quedó registrado en las estadísticas municipales de Tráfico porque la vía donde tuvo lugar, la avenida de A Pasaxe, pertenece a la Diputación, aunque se encuentre dentro del término municipal herculino. 

ultima victima
Pero la última víctima mortal de un accidente de tráfico registrado en A Coruña fue una mujer de 90 años que cruzaba la calle de Manuel García Canzobre cuando la arrolló una furgoneta de reparto. Fue el 6 de noviembre de 2014, cuando ya había oscurecido, y la víctima vestía de negro y cruzaba fuera del paso de cebra, por lo que el conductor no fue detenido.
De hecho, la mayor parte de las víctimas de atropellos pertenecen a la Tercera Edad: mujeres de más de 60 años que son atropelladas en los pasos de cebra sobre todo entre las seis y las ocho de la tarde, cuando la luz empieza a faltar, o ya es totalmente de noche, en el caso del invierno. Y, según datos de la Unidad de Atestados de la Policía Local, el 65% de los atropellos se debieron a imprudencias de los conductores y solo el 35%, de los peatones. Afortunadamente, este año las imprudencias no han sido tan graves como para que alguien haya tenido que pagarlas con su vida.

El año 2015 acaba sin una sola muerte por accidente de tráfico en la ciudad