El PSOE avisa de que no dará ni un día de cortesía porque su oposición no es de Twitter

El socialista Hernando, durante su intervención ep
|

El presidente y portavoz del grupo socialista en el Congreso, Antonio Hernando, avisó ayer a Mariano Rajoy de que no le va a dar ni un día de “cortesía” después de permitirle seguir en el Gobierno para desbloquear la situación política porque, ha recalcado, el PSOE va a hacer una oposición “con rigor” y no de “Twitter y camisetas”.
Hernando, que no fue aplaudido por diputados críticos como César Luena, Margarita Robles o Susana Sumelzo, defendió que al PSOE no le gusta Rajoy ni sus políticas, pero explicó que sus diputados se van a abstener porque los españoles no necesitan unas terceras elecciones y no quieren que “se deterioren más las instituciones”, pero aseguró que a partir de mañana van a hacerle una “estrecha vigilancia”.
“En las últimas semanas y en los últimos días, usted ha podido fantasear con disfrutar de una oposición de gritos y chascarrillos, twitter y camisetas, de textos legislativos que no presentaría ni un estudiante de primero de derecho y abandonos irresponsables del puesto de trabajo”, apuntó, en clara referencia a Podemos.
Pero le avisó de que si su “sueño” fue tener en frente “una oposición que vende soluciones fáciles, mágicas, milagreras o fantasiosas, soluciones imposible”, tiene que despertar y abandonar “toda esperanza”.
Porque, remachó, el PP va tener “la oposición de las mujeres y los hombres del Partido Socialista”, que van a actuar “con la sensatez y la valentía de quien aspira a construir una alternativa que merezca la confianza mayoritaria de los ciudadanos”. Y aseguró que no le van a dar ni los “cien días de cortesía” que se asumen, porque no van a pasar por este “formalismo” y le van a “exigir responsabilidades”.
Hernando defendió que el PSOE está asumiendo “una responsabilidad” absteniéndose ante el PP e hizo hincapié en que Rajoy no va a contar con la “confianza” de Rajoy. “No lo hacemos para convalidar sus odiosas reformas”, dijo.

El PSOE avisa de que no dará ni un día de cortesía porque su oposición no es de Twitter