Aumento alarmante de las víctimas mortales en las carreteras gallegas

Un grupo de bomberos de Santiago trabajan en la liberación de la víctima de un accidente | aec
|

A pesar de ser la cuarta cifra más baja de la historia, la siniestralidad en las carreteras gallegas aumenta con respecto a 2017. 

"En este último año hemos planteado campañas específicas de vigilancia del exceso de velocidad, de fomento del uso de cinturón y de la revisión del estado del vehículo y hemos reforzado el control ante distracciones como el móvil y las nuevas tecnologías", ha asegurado el delegado del Gobierno en Galicia, Javier Losada.

En este sentido, Losada ha recordado que la mayoría de los siniestros se producen en las carreteras convencionales, "aquellas en las que se va con una excesiva seguridad creyendo que las conocemos".

Es necesario concienciarse y conducir con prudencia, responsabilidad y seguridad

"Es por esto que en el último Consejo de Ministros hemos aprobado una medida para reducir la velocidad máxima de 100 a 90 kilómetros por hora en esas carreteras, porque sabemos que ahí es donde más se puede incidir a la hora de bajar el número de víctimas mortales", ha apuntado el representante del Gobierno central.

Losada ha concluido señalando que su objetivo y el del Ejecutivo es "que haya cada vez menos víctimas", una lucha que "depende de quien coge su vehículo", por lo que conviene "concienciarse y conducir con prudencia, responsabilidad y seguridad".

Aumento alarmante de las víctimas mortales en las carreteras gallegas