Urkullu afirma que buscará un nuevo estatus político para el País Vasco

GRA124. FORONDA (ÁLAVA), 28/09/2014.- El Lehendakari, Iñigo Urkullu, saluda a varios simpatizantes durante el Alderdi Eguna 2014, día del partido, que su formación ha celebrado hoy en las campas de Foronda, en las cercaní
|

El lehendakari, Iñigo Urkullu, dijo ayer que el PNV buscará un acuerdo “sin desfallecer” en Euskadi para conseguir un nuevo estatus político y pidió respeto a la “voluntad popular” donde no lo hay, en referencia a Cataluña.
Urkullu y el presidente del PNV, Andoni Ortuzar, intervinieron con sendos discursos ante miles de simpatizantes que asistieron al Alderdi Eguna (Día del Partido), acto festivo que anualmente celebra esta formación en las campas de Foronda (Álava) y que en esta edición se desarrolló bajo el lema “120 años en el corazón”, en referencia a la fecha en la que se diseñó la ikurriña.
El lehendakari, tras criticar al Gobierno por impedir que la sociedad catalana sea consultada, dijo que el PNV mira a Europa y a Escocia y “a donde se construye desde el respeto la voluntad popular para el acuerdo”. “Y lo pedimos donde no lo hay”, subrayó.
“Tenemos los pies en el suelo, pisamos sobre seguro. También en nuestro proyecto de nuevo estatus político para Euskadi”, recalcó tras precisar que, cuando el PNV reclama mayor autogobierno, significa “dirigirse y gobernarse a uno mismo” y gestionar “con eficacia”.

misma prisa
“El Gobierno español va a tardar 24 horas en impedir que la sociedad catalana sea consultada. Ojalá ese mismo Gobierno se diera esa misma prisa en acordar el cupo vasco, cumplir el estatuto y terminar las obras del Tren de Alta Velocidad”, insistió.
Dijo que en el País Vasco “hay bases suficientes” para poder llegar a los acuerdos que se necesitan, pero advirtió de que no se puede perder “ni un minuto”.
También Urkullu se dirigió a ETA, una organización que, según dijo, no es “un agente político ni social” y a la que el PNV no tiene “nada que decir” hasta que se pronuncie en relación al desarme “total y verificable”, así como al reconocimiento del daño injusto causado.
Ortuzar, por su parte, dijo que la “única solución de verdad” para el conflicto histórico que atañe a Euskadi y a España es la “vía vasca hacia la soberanía” basada en el “diálogo, en el acuerdo y sobre todo en el respeto a la voluntad popular”.

democrática y respetuosa
“Una vía democrática, respetuosa y buena para todos, como ha sido el referéndum de Escocia: diálogo, acuerdo y a votar”, aseguró ante los aplausos.
El dirigente del PNV ofreció su apoyo al presidente de Cataluña, Artur Mas, por convocar la consulta soberanista del 9 de noviembre y dijo que su partido seguirá junto a los catalanes cuando el Gobierno español “intente dejar mudos” a los ciudadanos y quitarles su derecho democrático a decidir su futuro.

Urkullu afirma que buscará un nuevo estatus político para el País Vasco