Reportaje | La ciudad saborea los frutos del rural

Patricia Lorenzo y David Sueiro dirigen una explotación avícola en Vila de Cruces
|

Al igual que el Festival Noroeste Estrella Galicia se expandió por la ciudad, este año también el Mercado de la Cosecha que acompaña a este evento musical amplía días para que ningún coruñés ni ningún turista pierda la oportunidad de conocer los sabores de los proyectos del rural. Muchos de los productores que visitarán A Coruña el sábado y el domingo vendrán con sus propuestas gastronómicas en las maletas para dejar bien claro que en el rural se trabaja de manera artesanal, con paciencia y a fuego lento, para dar forma a la calidad.
Esa es la forma de hacer de Orballo, como resume Óscar Torres, que asegura que la iniciativa, detrás de la que está la Corporación Hijos de Rivera, se adapta bastante a la “filosofía y forma de pensar” de la empresa. Para el grupo, que en el paseo de los Puentes montará algo distinto al año pasado, colaborar con Estrella Galicia supone “una ayuda promocional muy grande y además la filosofía es traer a empresas diferentes que aportan valor al rural”.
Y tanto que lo hacen porque Orballo, por ejemplo, cultiva té y aromáticas en municipios como Paderne. Su principal línea de producto son las plantas aromáticas, que también extienden a otras creaciones como los arroces, las infusiones y al té de la “primera plantación de te ecológica de Europa”, que en pocos meses crecerá en 10.000 metros cuadrados. Con esta carta de presentación es lógico que este año monten un bar para que el público deguste sus infusiones frías.
Controlan la plantación de las aromáticas desde el principio y aprovechan el potencial de Galicia para este tipo de cultivos, por lo que el resultado final es “una alternativa saludable a un refresco”. Para ir dándole forma a esa filosofía también entre los niños, Orballo también estará detrás de talleres de cocina y creatividad para niños.

Calabizo y Galo Celta
Entre juego y juego, y copa y copa –pues Hijos de Rivera también prepara un taller de cotelería con las sidras Maeloc para el sábado a las 16.30 horas– también habrá tiempo para probar algunas delicias culinarias. El Calabizo –“el único embutido vegetal que no necesita frío” y que se crea siguiendo el proceso de secado y ahumado– ya es reconocido por muchos, sobre todo veganos y vegetarianos, como una alternativa al tradicional chorizo, pero quiere llegar a ser mucho más que eso. “La verdad es que choca muchísimo pero es bueno para todo el mundo porque tiene cero colesterol, es apto para celíacos, tiene pocas calorías” y, por todo ello, “cuenta con una ventana de mercado muy grande”.
Lo dice Edurne Sendra, que junto a Keila Pousa y Sofía Calvo puso en marcha la marca en una aceleradora de empresas situada en la Zona Franca de Vigo. El obrador actual se les queda pequeño porque son conocidas por sí mismas y porque el Mercado de la Cosecha se las llevó al salón gourmet de Madrid y ahora tienen “600 puntos de venta en España” y van a empezar a exportar.
El que también sabe de salir al exterior es David Sueiro, que junto a su pareja, Patricia Lorenzo, a la que conoció en el programa de televisión “Granjero busca esposa”, comanda la empresa Sueiro y Lorenzo Avicultura Artesanal y las marcas Galo Celta y David Sueiro Avicultura Artesanal. Algunos de sus productos se van a Japón o a Centro Europa y otros llegan a cocinas como las de Berasategui. Sueiro presume de que de Vila de Cruces salen “os ovos máis caros do mundo” (cuyo precio tiene un por qué que se traduce en el cuidado de la producción frente a una industrial) y aunque se venden en el Club del Gourmet de El Corte Inglés, su filosofía le impide faltar este fin de semana porque le gusta que los clientes los conozcan en persona y vean directamente “os embutidos, as hamburguesas e os ovos”.
“Esta difusión por nós sós sería imposible e, ademais, aprendemos moito de Estrella e doutras empresas que van”, rememora. También quieren enseñar y para eso ultiman la apertura de una granja escuela. l

Reportaje | La ciudad saborea los frutos del rural