Alex López reconoce que el partido con el Granada es “importantísimo”

el centrocampista del celta celebra un gol marcado en balaídos ac
|

 

El centrocampista del Celta de Vigo Alex López afirmó que el partido del próximo domingo contra el Granada, en Balaídos, es “importantísimo” para el futuro de su equipo, porque el conjunto andaluz es “un rival directo” en la lucha por eludir el descenso de categoría.

“De aquí a final de temporada todos los partidos van a ser finales para nosotros, pero este contra el Granada es importantísimo para nosotros, porque es un rival directo y no podemos dejar escapar estos tres puntos”, indicó el futbolista gallego.

A la espera de la llegada de un tramo “muy duro” en el mes de marzo, con encuentros ante Sevilla, Real Madrid, Deportivo y Barcelona, Alex López resaltó la relevancia del encuentro de este domingo. “El equipo necesita conseguir una victoria para recuperar la confianza. Desgraciadamente el equipo fuera de casa no está rindiendo bien. Hasta ahora sólo hemos sumado cuatro puntos, una puntuación muy mala. Necesitamos mejorar estos números, porque con los partidos de Balaídos no nos llegará para salvarnos”, comentó.

Por último, el centrocampista subrayó la “tremenda” igualdad que hay esta temporada en la liga y ha insistido en “la necesidad” de llegar con vida a las últimas jornadas del campeonato. “Muchos equipos estamos en un puño y yo soy de los que piensa que aún puede haber alguna sorpresa, porque alguno de los equipos que ahora se encuentran en el medio de la tabla puede ir para abajo. La salvación depende de nosotros, hay que llegar con vida a las últimas jornadas”.

El internacional venezolano Andrés Túñez dio el susto en el entrenamiento de ayer por mañana del Celta de Vigo, al chocar con su compañero Mario Bermejo y es duda para el encuentro del próximo domingo contra el Granada, al sufrir un traumatismo en el gemelo de su pierna izquierda.

El defensa central, que el miércoles había recibido el alta médica de la lesión que había tenido en su pie derecho, tuvo que retirarse antes de tiempo del entrenamiento y los médicos del Celta decidirán en la sesión de hoy o en la de mañana si puede jugar contra el Granada dependiendo de su evolución.

Por su parte, el centrocampista Quique de Lucas, que el miércoles ya había entrenado con normalidad, recibía ayer el alta médica y podrá reaparecer en el decisivo choque de este fin de semana contra el conjunto dirigido por Lucas Alcaraz. El equipo celeste se la juega ante los granadinos en Balaídos.

 

Alex López reconoce que el partido con el Granada es “importantísimo”