El carácter “no industrial” de Pocomaco permite cerrar 2014 con más empresas

El Ideal Gallego-2014-12-09-006-2b015afb

El polígono de A Grela, que evoluciona cada vez más hacia una oferta comercial al por menor, continúa en crecimiento pero su hermano de Pocomaco le va a la zaga. En contra del desastre que pudiera vaticinarse para este parque industrial por carecer de un perfil enfocado directamente al ciudadano, el carácter “no industrial” de la infraestructura le ha permitido salir bastante airosa de los años de crisis que lleva a sus espaldas. El presidente de la Asociación de Empresarios, Rubén Ocampo, va un poco más allá y considera que el balance de 2014 será positivo gracias a la apertura de nuevas empresas.
No son muchas pero en los últimos meses nuevas firmas han salpicado unas y otras calles del polígono. Desde talleres de coches hasta una farmacia han decidido instalar sus cuarteles de operaciones en las parcelas del entorno. Esto resulta muy buena noticia para la Asociación de Empresarios de Pocomaco, cuyo presidente, Rubén Ocampo, asegura que “el polígono está bien económicamente, como se ha reflejado en la última junta general en la que se ha hecho un balance positivo del año”. “En estos meses se nota cierta actividad: aunque no es plena al 100%, sí hay gente interesada en alquilar o comprar naves y esto es positivo”, comenta.
Al tiempo reconoce que es mayor la demanda de locales en régimen de arrendamiento. Ocampo aclara que a la hora de sumar nuevos propietarios “el movimiento es mínimo”.
“Pero sí ha habido una implantación de nuevas empresas en alquiler”, insiste. No es que no se haya dado ningún cierre en los últimos años, sino que en el último ejercicio y ya el año pasado empezó a remontar la apuesta de los emprendedores por la zona.

cambio de perfil
Eso sí, desde la agrupación detectan que cambian los perfiles de los negocios. En la práctica esto se traduce en la recepción de compañías de menor tamaño, “más reducidas”, y con la asunción de menos riesgo que antes de la recesión por parte de sus impulsores.
No obstante, el presente y el futuro del parque se mantienen gracias a su carácter de servicios, que continúa intacto. La mayor parte de los inquilinos se dedican a la distribución y  a la logística. Una explicación de este carácter tan especializado es que “es más atractivo porque francamente está bien comunicado; las empresas tienen cerca la autopista y están a un paso de la ciudad”.
“Solo nos falta acabar de mejorar las comunicaciones con A Grela y con la autovía A-6 porque la AP-9 está aquí al lado”, razona. De hecho, achaca la estabilidad alcanzada a que es un polígono “no industrial”. “Con la crisis el nivel de trabajo de la industria disminuyó pero nuestros factores diferenciales han hecho que, mal que bien, estemos superando la situación de manera más holgada”, reflexiona.
De ello son ejemplo compañías como Dielectro Industrial, una firma dedicada a la distribución de materiales para instalaciones eléctricas, calefacción y climatización, entre otras tareas.

sin excesos
También aporta un plus de seguridad el que muchos de los asociados lleven negocios de carácter familiar. “Las empresas familiares somos las que estamos tirando del carro porque la mayoría de las empresas en España son de este tipo”, comenta la consejera delegada de la firma, Pilar María González.
Ocampo no deja pasar la oportunidad de destacar otra de las peculiaridades que han permitido que Pocomaco capee mejor el temporal económico. “Somos un polígono conservador, gastamos lo justo y cada euro lo miramos como si fuese nuestro”, zanja.
Así los excesos quedaron al margen y siguen fuera de la hoja de ruta de los responsables de la asociación.

El carácter “no industrial” de Pocomaco permite cerrar 2014 con más empresas

Te puede interesar