La exigencia de cambios llega a las elecciones del Claustro con 150 candidaturas de alumnos

los alumnos tienen 80 representantes en el órgano susy suárez
|

La Universidad de A Coruña vivirá en menos de dos semanas un nuevo proceso electoral. En esta ocasión, los comicios servirán para renovar a los representantes en los órganos colegiados de la entidad académica. Así, el 5 de febrero, toda la comunidad universitaria empleará las urnas para decidir cuáles son los encargados de representar a todos los estamentos en el Claustro, las Juntas de Centro y los Consejos de Departamento.

Las elecciones llegan en un momento en el que los estudiantes están alzando la voz de forma continuada en contra de lo que consideran el desmantelamiento progresivo de la universidad pública. Por este motivo, el movimiento asociativo y reivindicativo en el seno de la entidad coruñesa no hace sino crecer.

Esta tendencia se ha visto reflejada en la publicación provisoria de las candidaturas para estos órganos académicos. En el caso de los representantes del estudiantado, han sido un total de 150 los alumnos que han presentado su propuesta para ser elegidos. El mayor órgano de representación de la comunidad universitaria en A Coruña reserva un total de 80 plazas para sus alumnos. El Claustro, formado por un total de 294 personas, está integrado en casi un 30% por los estudiantes de la universidad. El resto corresponden a los profesores doctores con vinculación permanente, el resto de docentes e investigadores, el personal de administración y servicios, además del rector, el secretario xeral, y el gerente de la entidad.

 

alternativas

Las mayoría de las candidaturas presentadas se integran en las grandes asociaciones de estudiantes más asentadas en el seno de la universidad. Miembros de Iniciativa Estudiantil Galega (Iesga), de los Comités Abertos, el Sindicato de Estudantes, Gaded (Grupo Alternativo de Estudiantes de Derecho), de Representantes de Estudantes (REDE), integran la mayoría de candidaturas; además de las que se presentan de forma independiente.

Sin embargo, con motivo de estas próximas elecciones, han surgido nuevas asociaciones que, dicen, apuestan por el cambio. Es el caso del grupo surgido en el seno de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura. El colectivo, Non somos ovellas, con 7 candidatos en las próximas elecciones, surge de la necesidad de “mejorar el funcionamiento interno de la escuela y acabar con la desinformación, generando una mayor transparencia”, como señalan desde el colectivo. Prometen “compromiso” e “independencia” para su proyecto.

La exigencia de cambios llega a las elecciones del Claustro con 150 candidaturas de alumnos