Kyoko Aihara desmonta los estereotipos de unas artistas denominadas "geishas"

Fotografía facilitada por Kyoko Aihara de dos "geishas". EFE
|

La imagen de las "geishas" se ha creado a base de estereotipos e incluso se les ha llegado a confundir con prostitutas, pero lo cierto es que son, sobre toro, "artistas" que "heredan la cultura tradicional" de Japón, según explica a Efe la periodista y fotógrafa japonesa Kyoko Aihara.

Aihara ha ofrecido en Madrid la conferencia "La fortaleza de la cultura japonesa: los 'hanamachi' de Kioto. El mundo de las 'geiko' y las 'maiko'", enmarcado en el ciclo organizado por la Fundación Japón "Desafiando estereotipos: cosas que creemos que sabemos pero no sabemos de la cultura japonesa".

Hasta ahora, la figura de la "geisha" no se ha conocido "ni siquiera por los japoneses" por "falta de información", y Aihara cree llegado el momento de "cambiar esta imagen y transmitir la realidad".

La fotógrafa comenzó a estudiar el tema a partir de un encargo que le hicieron en Londres, para lo que tuvo que adentrarse en la cultura de los "hanamachi", los barrios que habitan las "geishas".

En los "hanamachi" no se puede entrar sin acreditación, y Aihara solo pudo hacerlo gracias a "una conocida" que la puso en contacto con una "geisha".

Así tuvo "la suerte" de trabajar codo a codo con comerciantes de accesorios, sastrerías de kimonos y cocinas, y pudo visitar los cinco "hanamachis" que existen en Kioto.

De esta forma, ha podido documentar cómo es el período de instrucción de las profesionales, que deben aprender protocolo, ornamentación, teatro y danza clásica.

Para empezar, detalla, existe "una diferencia" importante en cómo se denomina ese "oficio": en la zona este del país se denomina "geisha", mientras que el nombre por el que se las conoce en el oeste es "geiko".

Las "geiko" visten un "kimono especial" de la zona y, para ellas, explica Aihara, llevar ese nombre supone "un honor", hasta el punto de que "se enfadan" si se les llama "geishas", porque algunas mujeres "dedicadas a la prostitución" se autodenominan así, algo que ha "provocado confusión" incluso entre los japoneses.

Otro motivo de desinformación en el propio Japón se debe a que "nunca se ha escrito algo no ficticio" sobre estas mujeres, y sus vidas se han conocido sólo "a través de las novelas", que no reflejan la realidad.

Las "geiko" son "artistas" que se dedican al baile o a tocar instrumentos como el "shamisen", parecido al laúd, o una especie de tambor, el "taiko", y lo aprenden en escuelas propias donde "practican diariamente" estas artes.

Antes de convertirse en "geikos", las mujeres pasan por un "proceso de prácticas" en el que son "maikos" (becarias), ha relatado la fotógrafa, que asegura que en la actualidad las "maiko" son "muy famosas" ahora entre los turistas.

A la artista le "encanta" dedicarse a "cosas bonitas y enriquecedoras", por lo que va a seguir trabajando "en este camino" y otros, como sobre el turismo y sobre cervezas y gastronomía alemana.

Como fotógrafa, ha hecho exposiciones en Hungría, Estonia y Japón, ha confeccionado y expuesto un vestido "con tejidos de kimono", y le "gustaría" presentar esos proyectos en España, país que ha visitado cinco veces y le "encanta".

La periodista ya ha presentado su estudio sobre las "geishas" en Zaragoza, Barcelona, Granada, Málaga, Sevilla y Santiago de Compostela, lugares en los que ha reunido a "mucha audiencia", y se ha mostrado "alegre" por "la energía de la gente joven" que ha ido a escucharla.

Kyoko Aihara desmonta los estereotipos de unas artistas denominadas "geishas"