Un rayo destroza el sistema ILS de ayuda al aterrizaje en Alvedro

El sistema antiniebla del aeropuerto de Alvedro | pedro puig
|

El temporal de los pasados días ha dejado huella en el aeropuerto de Alvedro. Un rayo destrozó, en la madrugada del sábado, el sistema de aterrizaje instrumental, también conocido como ILS. Así lo confirmaron fuentes de la plataforma Alvedro Vuela Más Alto, que, además, indican que no hay estimación del tiempo de reparación del mismo. Lo que sí se sabe es que Aena evaluará a partir de hoy los daños y los elementos que han sido afectados por la descarga eléctrica, y a raíz de lo detectado, se decidirá cambiar el sistema entero o cambiar alguna pieza.

Este sistema ayuda a los aviones a tomar pista en caso de niebla o mala visibilidad, por lo que ahora, en estas circunstancias, será decisión del piloto aterrizar en el aeródromo coruñés o no. “Con el ILS estropeado, ahora se tendrán que hacer maniobras casi sin ayudas, por lo que se reduce mucho la visibilidad y es mucho más probable que haya desvíos”, sostienen desde la plataforma. El temporal y las malas condiciones climatológicas provocó durante el fin de semana dos desvíos. Uno de ellos, el IBE0512, no puso tomar tierra por la ausencia de ayudas instrumentales por la cabecera 03 en condiciones de nubes bajas. El segundo, el IBE0522, que procedía de Madrid, también tuvo que aterrizar en Santiago por exceder en cuatro nudos el viento en cola máximo.

Obras sobre el terreno
Fuentes de Alvedro Vuela Más Alto adelantan, por otra parte, que la pasada semana se iniciaron las obras de las torretas sobre el terreno para balizar la nueva maniobra aprobada para la cabecera 03 y evitar, de esta forma, que se repitan estos desvíos por el mal tiempo. Esta maniobra está basada en coordenadas y en puntos de referencia para tomar tierra por la cabecera 03 que, hasta diciembre del pasado año 2019, carecía de ayudas a la aproximación a pista, de modo que los pilotos tenían que aterrizar basándose en su visión y en la información facilitada por la maquinaria del avión.

La maniobra empieza a unos dos kilómetros de altitud, en un punto sobre el mar en las inmediaciones de A Laracha. La pista del aeródromo tiene dos cabeceras, la norte, llamada también 21, que cuenta con el sistema ILS, y la otra, la 03, que carecía hasta finales del pasado año de instrumentos que facilitasen la aproximación a las aeronaves.

Un rayo destroza el sistema ILS de ayuda al aterrizaje en Alvedro