El gobierno local adjudica la mejora de las travesías de Meicende y Vilarrodís

imagen de una recreación de lo que quiere hacer el ayuntamiento en ambos núcleos de población
|

El primer paso para llevar a cabo el plan de humanización previsto por el gobierno local –y que se desarrollará con ayuda de la Diputación– para mejorar las travesías de las principales parroquias del término municipal ya se ha dado con la adjudicación de las primeras actuaciones.

En concreto, serán Meicende y Vilarrodís –las otras son Oseiro y Pastoriza– las primeras en beneficiarse del proyecto, ya que las cuatro obras iniciales serán en estos núcleos. En el primer caso, afectará al entorno del centro de salud y el cruce con la carretera de Nostián, mientras que en el segundo se acometerá la mejora en la avenida del alcalde Platas Varela, en el cruce con las calles Cedeira y Benito Vicetto.

Los trabajos, como señaló ayer el Ayuntamiento, consistirán en la instalación de elementos de mobiliario urbano, dotar de una mayor amplitud a las aceras, el ajardinamiento de la zona y la construcción de plazoletas que sirvan como lugar de descanso y ocio para los vecinos.

La inversión que se realizará para esta primera parte del plan de humanización en las travesías urbanas de Arteixo es de 260.000 euros –el total asciende a 916.000– y el gobierno local aseguró que tiene previsto que las obras comiencen a lo largo del próximo mes de marzo.

 

objetivos

Desde el consistorio indicaron que entre los objetivos que se persiguen con estas actuaciones está el de adaptar a los peatones el “carácter canalizador” que las travesías poseen a su paso por aquellos núcleos que han surgido, añaden, “por el asentamiento poblacional en sus márgenes”.

Asimismo, se busca mejorar el entorno de los pasos de peatones que ven reducida su visibilidad debido al estacionamiento inadecuado de los vehículos. Cambiar a una mejor ubicación las marquesinas de autobús para incrementar la seguridad peatonal es otra de las metas que se pretenden alcanzar, como dar una solución a la “escasez” de mobiliario urbano y de zonas de descanso en estas zonas.

Por último, mejorar el estacionamiento en los cruces, luchar contra la “linealidad y monotonía de los espacios públicos, que no invitan al paseo ni fomentan las relaciones entre los ciudadanos” o la instalación de “elementos vegetales que impidan la visión directa del tráfico” serán otros de los objetivos del plan.

“Son espacios que necesitan una actuación que mejore las condiciones de los peatones, que soportan un gran nivel de intensidad de tráfico de vehículos”, dijo el alcalde, Carlos Calvelo.

 

El gobierno local adjudica la mejora de las travesías de Meicende y Vilarrodís