Agentes de uniforme y de paisano forman parte del despliegue policial en Galicia

People pay tribute to victims outside Le Carillon restaurant, one of the attack sites in Paris, November 16, 2015. REUTERS/Pascal Rossignol
|

Agentes de uniforme y de paisano integran el despliegue policial habilitado en Galicia tras los atentados registrados el pasado viernes en París que mantienen el nivel 4 de la alerta antiterrorista en España, que se ha desplegado en zonas como Santiago y otros puntos de la comunidad gallega en donde hay una elevada concentración de visitantes.
Así lo explicó ayer el delegado del Gobierno en Galicia, Santiago Villanueva, que justificó que con este nivel de alerta “se establecen mecanismos de control en lugares especialmente sensibles como pueden ser puertos, aeropuertos, estación de autobuses, infraestructuras críticas y zonas de alta concentración de personas”. En Santiago, señaló el entorno de la Catedral. A ello sumó “lugares donde por el número de visitantes que se puedan concentrar”, como puntos donde “se establecerán medidas preventivas, de control por parte de los cuerpos de seguridad”.
No obstante, garantizó que este despliegue “no afectará a la libre circulación de las personas”. “Pero todas las medidas que se puedan tomar para garantizar la seguridad de los vecinos de Santiago y visitantes, como en otras ciudades, se tomarán”, dijo.

seguridad
Al respecto, insistió en que “es una labor” de todos “garantizar la seguridad de los ciudadanos y poder vivir una vida tranquila”, evitando que “se produzcan los tristes sucesos que se produjeron en Francia”.
Preguntado sobre si el despliegue será visible para los ciudadanos, el delegado del Gobierno en Galicia precisó que “hay una parte visible”, con policías de uniforme, y “otros de paisano que no son detectados por la población”. “Pero el hecho de la gente no lo vea no quiere decir que no estén ahí”, aseveró. 
Con todo, Villanueva afirmó que “mientras dure el nivel 4 de la alerta antiterrorista se mantendrá” el dispositivo y, posteriormente, “cuando se considere por las distintas circunstancias y por los datos de información” de los distintos servicios de seguridad que se pueda bajar ese nivel o subir, se adecuará a la situación. En esta línea, el delegado del Gobierno en Galicia reiteró que el dispositivo de seguridad “se mantendrá siempre adecuado con el nivel de riesgo en cada momento”. 
Además, Villanueva concretó que el número de agentes se establecerá “en función de necesidades y riesgo”.

catedral
Asimismo, sobre la reclamación del Sindicato Unificado de Policía (SUP) de un dispositivo ampliado con motivo de la apertura extraordinaria de la puerta santa de la Catedral de Santiago el 13 de diciembre por la conmemoración del Año Jubilar de la Misericordia, convocado por el papa Francisco, Villanueva puntualizó que representa “otro plan específico que se puede incidir en este nivel de alerta”.
De este modo, aseguró que “se establecerá un dispositivo como otros años santos en Santiago” para garantizar la seguridad de “los numerosos visitantes que se prevén”. 
Sin embargo, recordó que el despliegue en la capital gallega “ya no depende de que sea o no año santo”. Precisó que “se establecerá un dispositivo especial, atendiendo a determinadas circunstancias”.
Mientras, el tercer español fallecido en los atentados de París del pasado viernes es Manuel Pérez Paredes, un hombre de 40 años que tenía la doble nacionalidad española y francesa y cuya familia procede de El Jau, una pedanía de la localidad granadina de Santa Fe, según fuentes de la Subdelegación del Gobierno.
Dado que tiene la doble nacionalidad, las autoridades francesas le dieron en un primer momento por francés, según las mismas fuentes, que precisaron que el hombre falleció en el atentado que se produjo en la sala Bataclan, donde también perdió la vida el granadino Juan Alberto González Garrido. 
Por otro lado, la comunidad musulmana de Arteixo se concentró ayer para mostrar su apoyo a las víctimas de los atentados frente a la mezquita de la localidad. Durante el acto, los asistentes portaban pancartas en las que se podía leer “no al terrorismo en nombre del Islam”, el Islam está en contra del terrorismo”.
 

Agentes de uniforme y de paisano forman parte del despliegue policial en Galicia