Los autónomos piden que se sancione al Ayuntamiento por dilatarse en los pagos

El Ideal Gallego-2016-02-24-005-0f494e36
|

La Asociación de Autónomos de Galicia (ATA), con sede en A Coruña, lo tiene claro: si los trabajadores por cuenta propia tienen que pagar recargos por retrasarse al abonar sus tasas a la Seguridad Social, los ayuntamientos gallegos deberían recibir el mismo trato. El presidente del colectivo, Rafael Granados, pidió ayer que se sancione al Gobierno local de A Coruña –entre alguna otra de las grandes ciudades gallegas– por dilatar cada vez más el cumplimiento de sus obligaciones con los proveedores. Según un informe del colectivo, en noviembre el Consistorio duplicaba el plazo máximo establecido por ley para pagar, que está fijado en 30 días.
Mientras la mayoría de las urbes gallegas evolucionaron el año pasado hacia la reducción de los tiempos de pago a los autónomos, A Coruña multiplicó los días que atrasa el abono de las facturas. El portavoz de ATA Galicia, Álvaro Viqueira, explicó que A Coruña se aleja cada vez más de cumplir con la Ley de Morosidad. Lo mismo ocurre en Lugo, pero en menor medida.
El máximo está fijado en 30 días desde que una factura entra por registro, si bien ya en mayo pasado se superaban esas fechas. En concreto, el plazo de pago medio estaba en los 53 días y en noviembre, el último mes que tomó ATA para establecer la comparativa, el número escaló hasta los 77. Es decir, el incremento fue de 24 jornadas o de un 45,3%. Lugo estaría por detrás con una demora de 60 días frente al mes legal.
“Si a nosotros nos ponen un 20% de recargo si nos retrasamos un día con la Seguridad Social, también se debe sancionar a los ayuntamientos”, razonó el presidente del colectivo, Rafael Granados. 

una deuda muy amplia
Aunque están en desacuerdo con el incremento de la cuota a los trabajadores particulares, creen que el Gobierno central debería aplicar la misma vara de medir. Así, insistieron en solicitar sanciones para A Coruña, entre otros gobiernos locales autonómicos. “Pedimos tolerancia cero”, dijo.
Y es que las cifras de la ciudad van más allá de los propios retrasos. La deuda se redujo “en más de 2,5 millones de euros” entre mayo y noviembre, es decir un 8,6%, lo que según Viqueira muestra que “se satisficieron las facturas de mayor cuantía dejando a deber las pequeñas y que corresponden a los autónomos”.
Pero los más débiles siguen ahogados dado el ingente gasto que todavía debe hacer el Ejecutivo local para solventar sus impagos a los proveedores. En concreto, un mes antes del cierre de 2015 habría que restar a las arcas municipales 27.469.537 euros.

aprobado provincial
El dato es el más elevado de las grandes ciudades de Galicia, dado que la más próxima es Lugo con un montante total de cuotas pendientes de 12.105.519 euros. 
Por contra, “Vigo y Pontevedra son los que mejor pagan”. 
La Diputación coruñesa sí puede presumir de no ser morosa. “A Coruña y Pontevedra cumplen la ley porque la primera paga en 23 días y la segunda en 25”, comentó Viqueira. 
No obstante, subrayó una variación importante entre ambas. “La diferencia es que la de Pontevedra aumentó su deuda comercial”, zanjó.

Los autónomos piden que se sancione al Ayuntamiento por dilatarse en los pagos