Condenado a tres meses un recluso que intentó fugarse de la cárcel de Teixeiro

|

04

  redacción>a Coruña

  Un delito de quebrantamiento de condena en grado de tentativa va a costar tres meses de cárcel a un recluso del centro penitenciario de Teixeiro, por el intento de fuga que protagonizó en febrero de 2010. Huyó de la enfermería y logró rebasar uno de los muros principales, antes de que saltase el sistema de alarma, aunque finalmente fue capturado sin lograr su propósito.
Tal como refleja la sentencia, su plan consistía en salvar las vallas de seguridad poniéndose sobre su cuerpo gran cantidad de ropa. Así lo hizo; sobre las tres y veinte de la tarde, y aprovechando su estancia en la enfermería, salió de la dependencia y escaló el muro que la separa del campo de fútbol del centro de reclusión de Curtis, para luego escalar la verja metálica perpendicular al primer muro de seguridad. Las prendas le sirvieron para atravesar esta barrera sin cortarse y descolgarse hasta el pasillo intramuros. Fue entonces cuando saltó la alarma y los agentes de la Guardia Civil procedieron a su detención.
Por esta intentona, la Fiscalía solicitó para el preso, de origen nigeriano, una condena de cinco meses, que finalmente quedó rebajada hasta los tres tras alcanzar esta parte un acuerdo con la defensa.

Absueltos > Más suerte han tenido otros tres internos en la prisión, que fueron procesados por su implicación por la agresión de la que fue objeto otro de los reclusos en el comedor en noviembre de 2007. En la reyerta, el perjudicado fue golpeado en la cara con una muleta por varias personas, entre las que el fiscal contaba a los tres presos enjuiciados.
Fue el propio herido quien los identificó entre los siete agresores, y sin embargo, han salido absueltos, atendiendo al principio de presunción de inocencia. En ello tiene que ver, como admite la sentencia, el hecho de que el perjudicado no pudiera declarar en el juicio contra ellos, al haber sido expulsado de España.


 

Condenado a tres meses un recluso que intentó fugarse de la cárcel de Teixeiro