La reforma del túnel de O Parrote se terminó hace más de una semana

02 diciembre 2015 / 08 diciembre 2015 página 3 / 09 enero 2016 página 5 A Coruña.- Las obras del túnel de O Parrote finalizarán antes del fin de semana
|

Los ventiladores rugían ayer en el túnel de La Marina, como preludio a la apertura del ramal de O Parrote que, como señaló el alcalde ayer, será “en breve e que está prácticamente finiquitado”. Pero Xulio Ferreiro no concretó el día señalado, y Enrique Losada, el presidente de la Autoridad Portuaria, entidad con la que construyó el túnel bajo convenio, asegura que hace más de una semana que se finalizaron las reformas que había solicitado el Gobierno local: “Está de conformidad, en perfecto estado para ser puesto en funcionamiento”. 
Losada recuerda que la principal pega que el Ayuntamiento ponía al túnel era “un tubo de pluviales que tenía una afectación por ferralla que estaba atravesándolo y que podía impedir el discurrir normal de la evacuación en caso de lluvia”. A pesar de que, en los últimos meses, han caído grandes chaparrones que han supuesto una prueba que ha superado el túnel de O Parrote, el defecto se reparó. Por su parte, Ferreiro reveló ayer que el último cabo por atar consiste en papeleo: “A última noticia que teño é que faltan por entregar uns documentos por parte das empresas que traballaron na infraestrutura. Unha vez estean estes certificados, que garanten a seguridade, o túnel abrirase”, 

garantías
El alcalde es consciente de que se ha dilatado la inauguración durante varios meses, en cuyo transcurso se ha generado mucha polémica. “A nosa intención nunha foi atrasar a apertura, senón que a obra se recepcionase con todas as garantías. Se agora o presidente do Porto di que as deficiencias xa están amañadas, é porque antes existían tales deficiencias”, argumentó Ferreiro que insistió en que “agora queda pendente esa pata que trata da seguridade. Hai que ser especialmente coidadosos con este temas, que son delicados, porque non queremos ter que arrepentirnos de nada”. 
Es decir, que lo que le preocupaba a Ferreiro era recepcionar una estructura defectuosa, dado que, por el convenio que mantiene con el Ayuntamiento señala que, una vez se haya traspasado la propiedad, los gastos de mantenimiento correrán a cargo del Ejecutivo local. 
Ahora, después de muchos meses de retrasos y discusiones, la apertura de este tramo de 500 metros de largo parece ya muy cercana. Sin embargo, todavía faltan por realizar las últimas comprobaciones de seguridad, incluido un simulacro en el que participen los servicios de emergencia y que ponga aprueba el plan de autoprotección del túnel, que supondrá un paso más en la peatonalización del centro, porque retirará la mayor parte del tráfico de la avenida de La Marina donde, por ahora, las vallas y los coches siguen siendo una visión cotidiana.

La reforma del túnel de O Parrote se terminó hace más de una semana