Miguel Muñoz resuelve un partido de locos en A Grela

Joao Paulo, que anotó el segundo tanto local, presiona al visitante Martín Barreiro patricia g. fraga
|

 

Un tanto de Miguel Muñoz a cinco minutos del final brindó al Silva la victoria ante el potente Rápido de Bouzas en un partido de constantes alternativas. Los ataques se impusieron a las defensas y A Grela vivió el marcador más abultado de la temporada. 
Dos de los equipos más sorprendentes de la primera vuelta –el Rápido lideró la tabla durante varias jornadas y el Silva cuenta con un amplio colchón sobre los puestos de descenso– rompieron moldes y se lanzaron a por todas. El resultado final fue el mayor espectáculo para los aficionados silvistas y la victoria local. Un día redondo.
El encuentro no pudo empezar mejor para el conjunto que dirige Javier Bardanca. Sergio Pereira robó en campo contrario y centró para Joao Paulo. El brasileño cedió de cara y Marcos Gómez enganchó un trallazo desde fuera del área que se coló en la portería. El Silva trató de tú a tú a un Rápido sin respuesta y metió tierra de por medio con un gol de Joao Paulo, el cuarto en tres jornadas desde su llegada.
El brasileño se anticipó a su defensor y cabeceó a gol un centro de David Piña desde la banda derecha. El 2-0 provocó la reacción del Rápido, que recortó la distancia con un tanto de Gustavo Souto al finalizar un saque de esquina en estrategia: Carlos Pereira sacó en corto para Coti, que centró al segundo palo para Portas, que remachó solo y se encontró con Guillermo, pero el rechace favoreció a Souto.
En el segundo acto, el equipo visitante dio continuidad a la reacción con un tanto de Carlos Pereira, que igualó al transformar un penalti cometido por manos del central Miguel Muñoz. 
Marcos Gómez devolvió la ventaja a los locales minutos después con un córner directo: el lanzamiento salió muy cerrado y acabó dentro de la portería con la ayuda de Rebollo, pero el árbitro otorgó el tanto a Marcos, que suma diez en la temporada. El Rápido igualó de nuevo enseguida por mediación de Gustavo Souto, que encañonó a Guillermo en el área tras una dejada de Carlos Pereira.
Cuando el partido parecía abocado al empate apareció Miguel Muñoz, que se vistió de héroe en su segundo partido con el Silva. El central se anticipó a la salida de Álex y peinó a gol tras un centro de Sergio Pereira desde la izquierda. Un gol que resolvió la locura en A Grela.

Miguel Muñoz resuelve un partido de locos en A Grela