El Ayuntamiento y la Xunta se unen para aprobar el PGOM en el verano

|

En ocasiones, poner la venda antes de la herida –una forma de prevención– no es un mal método. Así lo deben pensar en María Pita, ya que en los últimos días el Ayuntamiento ha dado un paso en firme hacia la aprobación definitiva del Plan General de Ordenación Municipal (PGOM).

En una reunión de trabajo mantenida entre el teniente de alcalde de Medio Ambiente, Territorio e Infraestructuras, Martín Fernández Prado, y la secretaria xeral de Ordenación do Territorio e Urbanismo de la Xunta, Encarnación Rivas, se acordó que en los próximos días se constituirá un comité técnico compuesto por profesionales de ambas administraciones y que evaluarán uno por uno todos los cambios introducidos en los informes sectoriales.

En apenas medio año, se han desbloqueado seis expedientes para la entrada en vigor del planeamiento

 Diálogo > De esta forma, se evita la burocracia de esperar a que la Xunta vuelva a evaluar el documento tras las modificaciones oportunas, ya que será la propia administración autonómica la que marque las directrices para completar el trámite de forma correcta.

El teniente de alcalde de Medio Ambiente, Territorio e Infraestructuras subraya la importancia de continuar por la senda del diálogo y de la colaboración con el objetivo de que el plan general entre en vigor este verano.

Recuerda Fernández Prado que “el trabajo riguroso y coherente que ha desarrollado el actual gobierno local es lo que ha permitido obtener el visto bueno de Patrimonio, Infraestruturas, Carreteras y Costas”. Desde María Pita insisten en que “en apenas medio año, se han logrado desbloquear al menos seis expedientes cruciales para la futura entrada en vigor del planeamiento que regirá el urbanismo de la ciudad durante los próximos 15 años”.

El alcalde anunció a mediados de marzo que Medio Ambiente acababa de remitir la Evaluación Ambiental Estratégica, informada positivamente, que era el último estudio previo negativo que estaba pendiente de solucionarse. Carlos Negreira recordó entonces que durante la tramitación del Plan efectuada por el bipartito, el documento había recibido hasta cinco pronunciamientos desfavorables, “que hemos logrado tornar en positivo a base de diálogo, de cooperación; hablando”.

Los cinco informes favorables se obtuvieron tras intensos contactos con la Demarcación de Costas del Estado, la Dirección Xeral de Patrimonio de la Xunta, la Dirección Xeral de Infraestruturas, la Dirección General de Carreteras del Ministerio de Fomento y la ya mencionada Evaluación Ambiental Estratégica de la Dirección Xeral de Calidade e Avaliación Ambiental, cuyo documento de referencia de inicio estaba caducado desde enero de 2011.

De esta forma, y tal y como había adelantado en su día el presidente de los promotores inmobiliarios, Ángel Jove, en María Pita confían en que la aprobación definitiva del documento urbanístico llegue en el mes de junio. “En verano, tal y como nos habíamos comprometido”, asintió el alcalde.

Por aquel entonces, Negreira había señalado que el Plan General tiene entre sus misiones proteger la Torre de Hércules y eliminar las construcciones que el bipartito había aprobado en el entorno del monumento patrimonio de la Humanidad, que, además de tapar el faro, “pondrían en peligro su declaración como Bien Patrimonio de la Humanidad”. “Es nuestro emblema, también de futuro, por lo que nuestro objetivo es blindar la Torre”.

 

El “método Parrote” > Ya con anterioridad el gobierno local había puesto como ejemplo de gestión el desbloqueo de las obras de O Parrote, en el que el Ayuntamiento logró sentar en la misma mesa a la Autoridad Portuaria y ala Xunta.

A un mes vista de la reanudación de las obras, a expensas del trámite de exposición pública del proyecto, el gobierno local trata ahora de lograr su objetivo de disponer del PGOM aprobado durante el verano.

El Ayuntamiento y la Xunta se unen para aprobar el PGOM en el verano