La Policía Local disuelve una reyerta entre casi 30 jóvenes en un local de O Portazgo

|

La Policia Local tuvo que intervenir en O Portazgo a las ocho y media de la mañana para detener una pelea que se estaba desarrollando en una discoteca, y en la que participaban, según los testigos, entre 20 y 30 jóvenes, la mayoría de origen dominicano o colombiano. Uno de ellos, de 18 años, sufrió una profunda brecha en la cabeza a consecuencia de un golpe con un recipiente, de manera que tuvo que ser trasladado al Hospital. 
El local de ambiente latino funciona como un after-hours , de manera que allí se reúnen cada amanecer aquellos que quieren continuar de fiesta pasada la noche. Fuentes policiales reconocen que han tenido que acudir en anteriores ocasiones al mismo lugar por avisos de personas peleándose, ya sea en el mismo local o en el exterior, lo que es más habitual. Sin embargo, las peleas no suelen ser tan multitudinarias como la de ayer, en la que volaron por todas partes vasos y botellas  arrojadas por los contendientes, aunque no se llegó a usar ningún arma que no fuera improvisada. 
Las mismas fuentes no aclaran si la herida de la víctima fue el motivo de que comenzara la reyerta o si la recibió ya empezada la batalla campal. Pero el gran número de participantes obligó a los primeros agentes que llegaron al lugar de los hechos a pedir refuerzos. 
A medida que los policías se daban cuenta de la gran cantidad de implicados a la que tenían que enfrentarse, fueron llamando a más refuerzos, de manera que prácticamente todas patrullas disponibles a esa hora convergieron ante el local de O Portazgo, donde finalmente consiguieron calmar los ánimos.
Identificaciones 
Una vez cesaron las hostilidades, los agentes municipales procedieron a identificar a todos los implicados, aunque no llegaron a proceder a ningún arresto. La información se entregó a la Policía Nacional, que se encargará de las investigaciones. 
Casi una hora después de que se declarara la emergencia, los agentes municipales pudieron retirarse del lugar.

Detenido un grafitero que agredió e insultó a unos agentes municipales

Una patrulla del 092 sorprendió a un grafitero pintando el escaparate de un establecimiento en la calle Cordonería a las filo de las cinco de la madrugada. El sospechoso, de 2 años de edad y vecino de Sada, decidió darse a la fuga hacia la calle de San Andrés, pero los agentes le dieron alcance en la calle Galera. El grafitero se resistió, forcejeando, insultando y amenazando con golpear a los policías. También trató grabarles con el móvil mientras se daba a la fuga y tirando lo que resultó ser una papelina de droga debajo de un coche para tratar de evitar que los agentes lo encontraran. Tras su arresto fue trasladado a un centro médico, donde consiguió acertar con una patada en la rodilla izquierda a un agente. En un momento dado, los tres cayeron al suelo durante el violento forcejeo. Los agentes tuvieron que ser examinados también por las heridas sufridas. l

La Policía Local disuelve una reyerta entre casi 30 jóvenes en un local de O Portazgo