Diputados de la CUP rompen fotos del rey en el Parlament en protesta por las detenciones

Mireia Vehí pidió la dimisión del conseller de Interior ep
|

Seis diputados de la CUP que comparecieron ayer en rueda de prensa en el Parlament para valorar las detenciones de independentistas por quemar fotos del rey en la Diada rompieron cada uno de ellos una foto del monarca y declararon: “Estamos orgullosas de nuestra gente, lo volveríamos a hacer, no tenemos miedo ni tenemos Rey”.
En la comparecencia estaban los diputados Benet Salellas, Eulàlia Reguant, Mireia Vehí, Gabriela Serra, Anna Gabriel, Joan Garriga y la miembro del Secretariado Nacional Núria Gibert, que en medio de las declaraciones han roto la fotocopia con la imagen de Felipe VI.
Mireia Vehí pidió la dimisión del conseller de Interior, Jordi Jané, por la gestión respecto a las detenciones porque “no es la persona adecuada para liderar el departamento” al no tener, en sus palabras, altura de miras en este momento político.
Para mostrar su protesta por estos arrestos, la CUP organizó una concentración de protesta ante la Audiencia Nacional (AN), en Madrid, según informó el partido en un comunicado. La concentración, está prevista para las 09.00 horas y busca coincidir con la declaración de los detenidos ante el juez y participarán en ella varios colectivos de la izquierda independentista catalana.
Por su parte, la coordinadora general del Pdecat, Marta Pascal, advirtió ayer a la CUP de que “rompiendo fotos del rey y quemando banderas” no se ampliará la base social de los partidarios de un Estado catalán, y expresó su apoyo al consejero de Interior, Jordi Jané. Lo dijo en rueda de prensa después de que seis diputados de la CUP –Benet Salellas, Eulàlia Reguant, Mireia Vehí, Gabriela Serra, Anna Gabriel, Joan Garriga y la miembro del Secretariado Nacional Núria Gibert.
Según Pascal, los Mossos d’Esquadra hicieron su trabajo en la línea de garantizar la seguridad y se limitan a cumplir órdenes estrictas de los jueces.

Diputados de la CUP rompen fotos del rey en el Parlament en protesta por las detenciones