Investigan un homicidio en un punto de venta de drogas en Divina Pastora

Bajos de las viviendas de Divina Pastora, en O Ventorrillo | quintana
|

La Policía Nacional busca a un hombre de unos cuarenta años como sospechoso de la muerte de un hombre de unos treinta años, a resultas de un altercado a medianoche del sábado pasado, en los bajos de las viviendas de Divina Pastora, en O Ventorrillo. El sujeto tiene varios antecedentes por delitos violentos, y los primeros indicios apuntan a que habría golpeado a la víctima con una barra de hierro o un objeto contundente similar.

El escenario de la pelea fue el bajo que ocupa el número 4 de la plaza privada de las vivienda de Divina Pastora, un punto negro de tráfico de drogas desde hace años, según comentan los vecinos. En aquella plaza, prácticamente un patio de vecinos, es imposible que ocurra nada sin que los residentes lo perciban. “Todo el sonido resuena aquí, y siempre están armando jaleo”, comenta un testigo de los hechos. 
Los actuales ocupantes llevan allí más de dos años, después de que una familia, que también era problemática, lo abandonara. “Las peleas allí eran continuas: sábado, domingo… Allí hay siete, ocho, nueve personas”, comenta otra vecina, que apunta a que era un rumor bien conocido que allí se traficaba con heroína.

El incidente que ocurrió el sábado pasado parecía ser otra pelea más. A medianoche, el alboroto hizo que muchos vecinos asomaran la cabeza por la ventana. Uno de ellos pudo ver cómo salían precipitadamente del bajo un grupo de individuos, como persiguiendo a alguien. Uno de ellos (presuntamente el sospechoso) se quedó allí afuera, en la plaza, empuñando un palo o una barra de hierro. 

La búsqueda
Poco después hizo acto de presencia la Policía Nacional, una patrulla que identificó a uno de los sujetos del bajo: “Le enseñó el carné, pero hay muchos más dentro. Lo que pasa es que solo uno da la cara”. Los vecinos, que estaban asomados a los alféizares, informaron a gritos a la Policía Nacional de que había muchos más sospechosos dentro, pero al tratarse de una propiedad privada no pudieron entrar. 
Mientras tanto, la víctima del golpe había recibido atención hospitalaria. Fuentes cercanas a la investigación señalan que se aconsejó su ingreso, pero el interesado lo rechazó y se marchó a su casa. Horas después, moría, quizá a resultas del golpe, extremo que trata de confirmar la autopsia que se le realizó esta semana. El lunes, agentes de la Policía Judicial y de la UIP asaltaron el bajo en cuestión. Tras identificarse a gritos, reventaron con un mazo la puerta, en una espectacular operación que pudieron contemplar de nuevo todos los vecinos de Divina Pastora. Sin embargo, en el interior ya no había nadie: la Policía Científica tomó huellas dactilares del interior y también se llevó varios objetos contundentes susceptibles de ser el arma del crimen. En cuanto al principal sospechoso, la Policía Nacional todavía no ha anunciado su arresto.

Investigan un homicidio en un punto de venta de drogas en Divina Pastora